10 jul. 2013

Capítulo 7: Si Te Deseé Lo Mejor, Estaba Mintiendo...



Tu: ¿Y bien? -Cada vez sonreía más. Pero el médico seguía mirándome fijamente. No notaba preocupación en sus ojos. Por lo que supuse que seguía viva-.
Cirujano: Si. Salió viva. -Se hizo una sonrisa sincera en su rostro. Pero en el mío aún más sincera. No podía creermelo. Sobrevivió-.
Simplemente seguía sonriendo. La felicidad me invadía y no podía controlarla.
Me giré y vi a Eric sonriendo detrás mía. Corrí y le abracé los más fuerte que pude. Tenía que expresar mi felicidad de alguna forma. Así que decidí hacerlo dejándole sin respiración.
Paré pronto, no quería asfixiarlo. Levanté mi cabeza, hasta encontrarme con sus perfectos ojos grises.
Eric: -Me besó- Salió viva... -Volvió a besarme. Pero esta vez comenzó a morderme el labio inferior y no me lo soltaba-.
Tu: Eric. Para. -Comenté graciosa-.

En ese momento, los chicos entraron por la puerta. Se nos quedaron mirando raros. En especial Harry.
Tu: -Me separé de Eric cuidadosamente- ¿Dónde estaban chicos? -Reí-.
Niall: -Extrañado- Ya te dijimos que íbamos a comer.
Tu: Anda, es verdad -me sonrojé. Mi cabeza volvió a fallarme-.
Louis: Estás muy emocionada, ¿qué pasó? -Arqueó una ceja-.
Tu: El cirujano me acaba de decir que la operación salió bien y mi madre seguirá viviendo. -Volvió a aparecer esa sonrisa sincera en mi rostro, haciendo que los 6 también sonrieran-.
Niall: ¡Eso es genial! -Tomó carrerilla y vino hacia mí con los brazos abiertos de par en par-.
Tu: -Niall se lanzó encima mía, que cariñoso es este chico- Ya vale Niall -reí-.
A continuación vinieron el resto a ensanchar el abrazo. Pero Eric no vino. Se limitó a apartarse y se me quedó mirando molesto. Se deshizo el abrazo y miramos a Eric.
Eric: _____ (tu nombre), debería irme. No le dije a mi madre que me iba y ya es de madrugada.
Tu: Claro, descuida. Mañana te veo, ¿no?
Eric: Claro. -Después de hablar, le dirigió una mirada amenazante a los chicos. Este gesto hizo que le hiciese lo mismo a él. La cual no pasó desapercibida. Eric notó mi mirada y me echó una de incomprensión-.

Tras terminar el juego de miradas, dirigí mi atención a los chicos. Todos se me quedaron mirando con cara de "¿lo ves?". ¿Qué les pasaba hoy?
Tu: ¿Qué pasa? -Los miré a todos-.
Zayn: Deberías alejarte de ese chico. -Ya sabía por dónde iban los tiros. Automáticamente miré a Harry-.
Tu: ¿También vosotros?, ¿qué pasa?, ¿también lo habéis analizado con la mirada? -Volví a comentar molesta. Ya estoy harta de que la gente se meta en mi vida-.
Louis: No es eso. ¿Acabas de ver la mirada que nos ha echado? -Me miró con cara de obviedad-.
Tu: Claro que sí. Pero, ¿significa eso que tenga que alejarme de él?, ¿es eso una razón? No me seáis estúpidos... -Puse cara de enfado, ya que lo estaba y les dejé plantados allí. Me fui del hospital a casa. Eran las 4.00 de la madrugada-.

Al llegar a casa, llamé a mi padre a voces. Venía demasiado preocupada como para pararme a pensar si estaba durmiendo o no. No contestó nadie, por lo que subí a su cuarto. No había nadie. Que raro...
Me puse el pijama y me fui a la cama, no me molesté en cenar. Ni si quiera me acordé de ello.
Al final no le dí importancia al asunto y caí dormida en cuestión de segundos.

A la mañana siguiente

Abrí los ojos perezosamente. Noté la habitación demasiado iluminada para ser las 7.00 de la mañana. Miré el reloj de mi móvil, las 13.25.
Tu: ¡MIERDA! -Aparté las sábanas rápidamente y me fui a la ducha-.
En la ducha pegué unos cuantos resbalones. No es bueno ir con prisas... Al acabar, no me molesté en ir a la habitación de mi padre para ver si estaba y crucé desde el baño a mi cuarto desnuda.
Al llegar, abrí el armario y me puse esto:



Bajé a la cocina a por algo rápido de comer, pero justo antes de abrir la puerta de la nevera, miré mi horario, -lo tenía pegado en la puerta de la nevera- y vi que hoy miércoles, terminaba las clases a las 11.30.
Tu: ¡MIERDA! -volví a gritar. Ayer me acosté demasiado tarde y esta mañana me perdí las clases de la universidad. ¿Y qué hago yo ahora?, bueno, pues daré una vuelta-.

Cogí las llaves y algo de dinero y salí de casa. ¿Dónde podría ir ahora?, ya sé a un Starbucks. Iré donde conocí a Eric.
Llegué allí, me puse en la cola, y cuando llegó mi turno me pedí un "Caffè Americano", lo pedí para llevar. De verdad no os podéis imaginar lo que me gusta el café. Soy adicta a él.
Tras pagar, salí de la tienda y comencé a andar sin rumbo. Saboreando mi queridísimo café, mientras miraba a un lado y a otro viendo las maravillosas casas que había por allí.
Iba yo tan agustito mirando a todos lados hasta que de repente una voz grave y ronca me sacó de mis pensamientos.
****: ¡____ (tu nombre)! -Me giré y vi un chico con pelo castaño y unos preciosos ojos azules venir hacia mí-.
Tu: ¡Hola Louis! -Le grité a lo lejos-.
Louis: ¿Te apetece venir a nuestra casa hoy?, estamos aburridos y hemos pensado en pasar la tarde contigo. ¿Qué me dices? -Me sonrió y yo también le sonreí. Que majo es este chico...-.
Tu: Claro, ¿pero ahora? -Ya me da igual. Perdí las clases en la universidad y no sé que hacer ahora. Yo también me aburro-.
Louis: Si, ¿por qué no?, te puedes quedar a comer si te apetece. -Me miró con cara amable. Eso hizo que me ablandase y accediese a su petición-.

Los dos nos fuimos a la casa de los chicos.
Al llegar, un chico rubio, de ojos azules con una hamburguesa en la mano, nos abrió la puerta y Louis y yo entramos. Al entrar en casa, vi a Harry y Liam viendo la tele. Avancé y en la cocina estaba Zayn fregando los platos. Espera. ¿Fregando los platos?, ¿y los cacho vagos estos viendo la tele?. No me lo puedo creer...
Tu: Hola Zayn, ¿te echo una mano? -Me acerqué a el por detrás-.
Zayn: -Volvió la cabeza para verme-. Hola _____ (tu nombre). No hace falta, ya lo hago yo. -Volvió la cabeza hacia los platos-.
Tu: -Fui hacia el comedor- Chicos, ¿vosotros aquí viendo la tele y Zayn fregando los platos? -Me crucé de brazos esperando una respuesta que me convenciese-.
Liam: Es que hace un rato hicimos una carrera en la PS3, y dijimos que quien perdiese fregaría los platos. Y como ves, Zayn perdió. -Se rió-.
Tu: -Reí- Pues le ayudo yo... -Acto seguido me dirigí a la cocina- Zayn. Quita que te ayudo. -Me miró extrañado y me hizo un hueco-.
Zayn: Te dije que lo haría yo. -Le miré mal- Vale, ayúdame todo lo que quieras. -Apartó su mirada de la mía y siguió a lo suyo-.

Zayn y yo hicimos la comida y el resto se encargaron de poner la mesa. Servimos los platos y nos sentamos.
Después de comer estuvimos viendo la tele, cosa que no pude hacer tranquila, ya que los chicos estuvieron hablando y bromeando, y no se oía una leche. Luego decidimos ir a jugar al volley y se nos ocurrió pasar por mi casa para coger una pelota. Entramos, dejé mis cosas colgadas en el perchero y subí a mi cuarto a buscar una pelota. En un momento de silencio, pude oír el tono de llamada que le puse al hospital, cuando registré su número en mis contactos.
****: ¡_____ (tu nombre)!, ¡tu móvil está sonando! -Me gritó alguien desde abajo.
Tu: ¡Ya voy! -Dejé lo que estaba haciendo y corrí escaleras abajo. En la entrada estaba Niall con mi móvil en la mano. Me la entendió y cogí el móvil-.

---------------------------------------------------Conversación-------------------------------------------
Tu: ¿Hola? -Ya me volvía la preocupación que tuve, la primera vez que el hospital me llamó para decirme que mi madre estaba en quirófano-.
****: Llamo del hospital. -La voz del chico que hablaba conmigo sonaba triste, por ello, me asusté aún más-.
Tu: ¿Qué pasó ahora? -Sin previo aviso, Harry cogió mi móvil y lo puso en altavoz. Intenté quitarle el móvil, pero el chico que había al otro lado continuó hablando-.
****: La leucemia acabó con su madre, hace a penas media hora. -Yo seguía intentando coger el móvil, pero Harry era mucho más alto que yo. Paré un momento. Me quedé mirando el pecho de Harry, ya que estaba "debajo" de él, saltando para coger el móvil-.
Tu: ¿Qué? -Mi voz se volvió inaudible. Los chicos se miraban entre ellos confusos y al mismo tiempo me miraban a mí-.
Harry: Gracias por avisar. -Acto seguido colgó él el móvil-.
------------------------------------------------Fin de la conversación------------------------------------

Aún sin asimilar lo que había oído, caí de rodillas al suelo. Intentando organizar mi cabeza, afrontar lo que había pasado. Pero fui incapaz de ello. Mi mente se rodeó de recuerdos. Recuerdos nostálgicos que me hicieron llorar sin control. Me levanté del suelo y fui andando hasta el sofá. Los chicos me siguieron y se sentaron a mi alrededor.
No me lo podía creer. Salió de una, y cayó en otra. ¿Qué hago yo ahora?, ya no hay quien mande en esta casa, no hay quien ponga reglas en esta casa. Ya no hay control en ella.
Tu: Siento haberos amargado el día chicos... -Levanté la cabeza, aún llorando, e hice una mueca forzada-.
Louis: No nos has amargado nada. -Me dio un cálido abrazo-.

Al rato, se oyó la puerta abrirse. Miré hacia ella y vi a mi padre entrar. Se veía que tenía prisa ya que entró rápido.
Tp: ¿Te han dado la noticia ya? -Se fue escaleras arriba rápidamente-.
Tu: Si. -Me levanté y seguí a mi padre escaleras arriba. Los chicos se quedaron en el sofá mirando como me iba-.
Llegué arriba y vi a mi padre dando vueltas en su habitación con ropa en los brazos. Entré y vi una maleta en la cama. ¿Qué está pasando?, ¿una maleta?, ¿dónde se va?
Tu: ¿Estás haciendo las maletas? -Me senté en la cama y lo vi moverse de un lado a otro-.
Tp: Si. Me voy. -¿Se iba?, y ya está. ¿Se va sin más?, por dios, las cosas no parecen que vayan a mejorar...-.
Tu: ¿Y dónde te vas? -Pregunté curiosa. Ya que me abandona, tendré que saber por lo menos dónde se va ¿no?-.
Tp: -Cerró su maleta y bajó por las escaleras- Conocí a otra mujer y me voy a vivir con ella. -¿¡Conoció a otra mujer, es broma!?, ¿se va para vivir con otra?-.
Tu: ¡¿Has olvidado que mamá acaba de morir?! -Le seguí escaleras abajo. No me basta esa excusa-.
Tp: Claro que no, pero me enamoré de otra. -Abrió la puerta y se fue al coche a guardar su equipaje. Le seguí-.
Tu: ¿¡Eso es lo que la querías!? -Cerró el maletero, se subió en el coche y lo arrancó. Bajó la ventanilla del coche y asomó la cabeza por ella-.
Tp: Cuídate _____ (tu nombre). -Acto seguido pisó el acelerador y se fue dejando una nube de humo negro tras de sí-.

Me quedé allí un rato, viendo como el coche de mi padre desaparecía a lo lejos. Entré en casa. Cerré la puerta y resbalé mi espalda en ella hasta quedar sentada en el suelo. Comencé a llorar de nuevo, pincipalmente, porque los chicos tuvieron que presenciar mis problemas familiares. Los miré con pesadumbre. Me llevé las manos a la frente y miré al techo. ¿Qué hago yo ahora?, mi madre ha muerto, y mi padre se fue...
Mi móvil volvió a sonar. Ya me daba igual todo. Si la llamada era para darme otra sorpresa de mal gusto, prefiero olvidarme de todo, para siempre...
Me levanté y me dirigí hacia la mesa del comedor, donde Harry dejó el móvil después de hablar con uno de los médicos del hospital. Los chicos no me quitaban los ojos de encima. Era incomodo, pero, como dije antes, ya pasaba de todo. Lo cogí y en la pantalla vi un número, el cual pertenecía a mi familia. ¿Qué querría?

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaaa c:
Este capítulo se me hizo muy difícil de escribir. Espero que os haya gustado. Lo podría haber subido ayer, pero mi madre me limita las horas, y no pude terminarlo, me quedé a la mitad. Pero aquí está el 7, espero que lo disfrutéis mucho.
No olvidéis comentar y si podéis, suscribiros :)
Hasta luego!

2 comentarios:

  1. Lo ame, pobre de Rayiz. Cuando puedas sube el 8 porfa by: Samantha ahhh que enfadosa soy deves estar arta de mi LNL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo feliz que me hace que te guste. Cuando pueda empiezo a escribir el 8. No enfadas a nadie, eres adorable, y no estoy harta de ti, todo lo contrario. Si, pobre rayita, aún le quedan muchos retos que superar y alguno no le será fácil. Un besote! ;3

      Eliminar