3 jul. 2013

Capítulo 2: You've Got That One Thing.



Smile | via Tumblr
Maldición, esa sonrisa

Leí el mensaje, y de repente, apareció una sonrisa en mi rostro. Jamás pensé que pudiera conseguir su sueño. -No por ser pesimista, sabía que lo conseguiría, pero no ahora, no se si me expliqué-.
En el ponía:

_____ (tu nombre), me han dado una beca para estudiar en Londres durante un año, estaremos juntas. No te vas a poder librar de mí ni en sueños. Te quiero fea. xxx

Al terminar el mensaje, ahogué un grito y le respondí:

¿Cuando vienes? :D

A los pocos minutos, vibró el móvil de nuevo anunciando su respuesta:

Dentro de 6 meses. Aún tengo que encontrar una casa en la que poder alojarme un año :S

¿Pero bueno, a esta chica que le pasa?, ¿es que no se enteró de que me vine a vivir a Londres?, ¿es que no sabe que vivo en una casa?, a lo mejor se piensa que vivo debajo de un puente...

Pero bueno boba, ¿sabes que me vine a vivir a Londres?, te puedes quedar todo lo que quieras aquí, no tienes por que preguntarlo o mandar indirectas...

Rodeé los ojos y esperé a que me mandase el mensaje en respuesta, ¿es esta chica normal?. Luego volvió a sonar el móvil:

Muchas gracias mujer, no hacía falta, pero si insistes... Entonces dentro de 4 meses o así. xxx

Reí ante la simpleza de esta chica. Guardé el móvil en el bolso que traje, cogí algo de dinero y salí en busca de mi primer Starbucks.
Los pies ya los tenía dormidos y por suerte, había un Starbucks a la vuelta de la esquina. Entre. Estaba hasta arriba de gente. A continuación, me puse en la cola. Cuando me tocó, pedí un "Cinnamon Dolce Latte", tenía ganas de  algo caliente.
Me fui a sentar, pero antes, una pareja ocupó la última mesa libre. Imaginense mi Poker Face ._.
Paseé la vista por el establecimiento, y divisé una mesa. No estaba vacía pero había un asiento libre.
Me acerqué y distinguí a un chico de pelo marrón y ojos grises. Era así:

 

Tu: Hola, ¿está ocupado?
****: No, -me sonrió simpático- puedes sentarte.
Tu: -sonriendo también- Gracias. -Dije sentándome-
****: ¿Se puede saber el nombre de esta bella dama? -esa pregunta la formuló con una sonrisa pícara-.
Tu: ____ (tu nombre), ¿y el tuyo? -Respondí sonrojada-
****: Eric, un placer -Me guiño un ojo, espera ¿qué?, ¿me guiñó un ojo?, no sé donde quiere llegar, me pierdo mucho en estos temas de coqueteo, ni si quiera sé si es coqueteo...-
Tu: -sonreí como una estúpida, me puse nerviosa y saqué un tema al azar- ¿Te apetece dar un vuelta? -acabábamos de conocernos y ya quería dar una vuelta, mi originalidad está por los suelos.- Estoy algo aburrida, acabo de llegar aquí, me mudé, y quiero conocer a gente nueva, ¿qué me dices? -una excusa horrible-.
Eric: -Se me quedó mirando con cara de "¿te pasa algo?"- Claro, será genial.
No se me da bien esto de conocer a gente nueva. Y menos con chicos, porque este está... *-*
Nos acabamos las bebidas, y salimos de allí.
Comenzamos a andar, hablamos sobre nosotros, para conocernos, y salió la pregunta que menos quería oír.
Eric: ¿Tienes novio? -Me miró con ojos pícaros-.
Tu: -Me quedé en blanco, ¿qué digo ahora?- No... -obviamente lo dije tímidamente-. ¿y tu?
Eric: Tampoco tengo novia... -imitó mi timidez-.
Tu: ¿Estás de broma? ¿Cómo un chico tan mono como tu no tiene novia? -Bien ____ (tu nombre), siempre tienes que llegar a decir lo que no tienes que decir, un aplauso para mi-.
Eric: -Se me quedó mirando raro, y pedía que la tierra me tragase, pero la muy estúpida no quería -.-...- ¿En serio?
Tu: Emm...., me tengo que ir a casa, ¿te veo mañana? -nada más terminar me di la vuelta. No esperé a que me respondiese, simplemente quería irme a casa y esconderme tanto tiempo como sea posible-.
Llegué a casa, me dí una ducha rápida con pelo y me puse cómoda con mi pijama, unos shorts negros y una camisa a mitad de vientre. Me preparé un bocadillo, y me fui al salón. Al principio decidí ver una peli, pero no había ganas de levantarse, así que me limité a hacer zapping.
Dejé MTV, justo ahí estaban pasando el videoclip de "Drunk" de Ed Sheeran. Ese vídeo me encantaba, principalmente porque me meaba de la risa.
Terminó y ahora pasaban el programa de "Vergüenza Ajena", también  me encantaba, y ya me tuve que ir al baño a hacer pis. No entiendo como puedo descojonarme tanto yo sola, ¿estaré loca?.
Salí del baño volví al salón y me terminé el bocadillo, un poco después de que terminase el pregrama. Luego, apagué la tele y me subí a mi cuarto, me lancé a la cama y me coloqué boca arriba, mirando al techo. Pensé es qué podía hacer, miré al escritorio y vi mi tablet "Cintiq" -es una marca de tablets de diseño/dibujo, lo que quieran-. Me acordé de que tenía un dibujo a medio terminar,  así que me dispuse a terminarlo, solo me quedaba el brillo de la cara, y tardé como unos 30 minutos. Luego lo guardé en mi galería.
Al final quedó así:

 
Alguna vez mencioné lo mucho que me gustaba pintar, era mi pasión. Y también escuchar música y cantar. Pero no tenía ganas de cantar, solo lo hacía cuando estaba eufórica, que suele ser casi siempre.
Al rato, me senté en la cama, y alguien tocó a la puerta.
****: -dando golpecitos en la puerta- ¿puedo pasar?
Tu: ¿Quién es? -sabía que era mi padre, pero es costumbre-
Tp: Soy tu padre
Tu: -levantándome- Pasa. -abrió la puerta y la cerró con cuidado, suponía que era por que mi madre ya estaba durmiendo-
Tp: -se sentó en mi cama y a continuación me senté yo- Tu madre, hoy estaba pálida, y se ha desmayado. Se acostó pronto, estaba cansada. -La leucemia produce mareos y palidez-.
Me quedé en silencio.
Tp: Mañana la van a ingresar en el hospital, le darán un tratamiento más fuerte. Es más arriesgado, pero la puede salvar.
Tu: Pero, ¿y si algo sale mal? ella... -una lágrima comenzó a resbalar por mi rostro, luego otra, y otra-
Tp: -No dijo nada, su mirada me dijo todo lo que tenía que oír- 
Me volví a quedar en silencio, pero esta vez no volví a hablar.
Tp: Mañana rellenaremos la matrícula para que puedas ir a la universidad, ¿vale? -quería cambiar de tema, no quería verme llorar, siempre hizo eso cuando estaba triste-

Después de cerrar la puerta, cogí un cojín de los que había apoyados en la almohada, y hundí mi cara en el. Lloraba. Ahogaba gritos. No quería que mi padre me oyese llorar, y menos despertar a mi madre. 
Ya más tranquila, deshice la cama, y me acosté.
¿Qué sería de nosotros sin mi madre? y lo peor de todo sería mi padre, con el tema del alcohol.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hola chicas!, no sé si lo estaré haciendo bien. Pero insisto, si hay algo que no os guste me lo decís. No soy muy buena expresándome, y no me vendría mal que me diéseis vuestra opinión.
Comenten si os ha gustado. Muchas gracias por leer :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario