29 ago. 2013

Capítulo 21: Let Me Fall In Love


"A veces la cosa más dura y la correcta son las mismas."


[Antes de empezar a leer... FELIZ 20 CUMPLEAÑOS LIAM :'3, ya está, eso es todo]

Liam: -Su voz era temblorosa- Hemos roto... -¿Cómo?-.
Tu: ¿Cómo que habéis roto?, ¿por qué? -En las fotografías que ví, parecían muy felices, ¿por qué cortan ahora?-.
Liam: -Se llevó ambas manos a la cara y las dejó caer hasta su barbilla, haciendo resbalar varias lágrimas por sus mejillas. Intentó aguantarse el llanto para poder mantener una conversación conmigo- Danielle, tiene sus compromisos laborales, y nosotros tenemos nuestras giras, por lo que a penas nos vemos, y no podemos disfrutar el uno del otro...
Tu: -Fruncí mis cejas- Pero si os queréis, la distancia no debe de ser un problema. Lo veo algo absurdo...
Liam: -Me miró con los ojos encharcados- La distancia puede arruinar muchas cosas _____ (tu nombre)...
Tu: Pero si de verdad os queréis no tiene por qué ser un problema. Al menos ese es mi punto de vista.
Liam:Ya cortamos una vez, y decidimos darle una segunda oportunidad a nuestra relación, pero lo único que hemos hecho ha sido ir arrastrando problemas. -Volvió a temblarle la voz. Signo de que iba a llorar otra vez-.
Tu: ¿Y no podéis hacer algo para que vuestra relación siga? -Callate _____ (tu nombre), si cortan lo tienes libre para ti, no animes que la cagas-.
Liam: -Rió tímidamente y esbozó una sonrisa sincera, cosa que me agradó. No seré buena en esto, pero sé sacar sonrisas cuando se necesitan- Se nota que eres novata en temas amorosos. -¿Ah?-.
Tu: ¿Novata? -Me hice la ofendida y agudicé mi voz hasta adoptar una de pito- ¿Sabes de qué estás hablando?
Liam: Sé perfectamente de lo que hablo. Y eres novata. No tienes idea de esto. -Rió-.
Tu: ¡Claro que si! -Me levanté de un salto y elevé mi tono de voz, pero aún sonando aguda-.
Liam: -Rió aún con los ojos encharcados- ¿Cuánto te duró la relación más larga? -Su mirada se volvió curiosa y pícara-.
Tu: -Me puse colorada- No llegó a una semana. Pero no estamos hablando de mí, estamos hablando de ti.
Liam: -Volvió a reír- Ya claro..
Tu: -Me quedé mirándole con cara de "o dejas el tema o me largo"- ¿Te vienes a tomar un helado? -Intenté bajarme los humos. Después de todo, Liam es... Liam-.
Liam: -¿De verdad?, ¿tan mal te fue para que no quieras hablar de ello? -Me di media vuelta y me paré junto a la puerta de la habitación-.
Tu: Encima de que te ayudo a superar tus problemas, -o al menos lo intento- ¿me dejas tirada para tomar un helado? -Me hice la ofendida-.

Después de poner a prueba mis dotes dramáticas, Liam aceptó a venir a tomar un helado conmigo.
En la entrada, los chicos se nos quedaron mirando raros. Menos Harry y Niall claro. Ellos tenían; Niall una cara graciosa y Harry una cara pervertida. A él le eché una mirada siniestra para que dejase de pensar cosas raras.
Harry: ¿Dónde vais? -Sus palabras sonaban como "¿Ya lo habéis hecho y vais a celebrarlo?"-.
Liam: Vamos a tomar un helado. _____ (tu nombre) ha conseguido subirme un poco el ánimo. -Sonrió en mi dirección-.

En ese momento mi móvil vibró en el bolsillo trasero de mis pantalones. Lo saqué y vi en la pantalla un mensaje de Niall. Lo abrí y leí.

"Has hecho algo grande. Si tu meta es conquistarlo, vas bien. Sigue así y lo conseguirás pronto."

Tras acabar de leer, escondí el móvil en mi bolsillo y miré a Niall con una amplia sonrisa.  
- "Ahora, ya puedes ser buena para conseguir que se fije en ti y hacerlo mejor para que se de cuenta que eres mejor que Danielle" - Mi subconsciente despertó y daba pequeños golpes en mi cabeza para que reaccionase.
- "Eso haré" - Me dije para mis adentros.

Liam pasó por delante mía y abrió la puerta para que saliese delante de él. Hizo una reverencia y a continuación rió. Me encanta verle sonreír, por razones muy sencillas.
1º. Me encanta ver a la gente sonreír. No me gusta verlas tristes. Me pone melancólica a mi también.
2º. Liam tiene una sonrisa demasiado bonita para esconderla con lágrimas. Esa forma en la que cierra los ojos y esas curvas que aparecen en sus mejillas. Sus labios... Oh dios, no puedo...

Salí de casa y ambos andamos con un paso algo ligero por las calles de la urbanización. Hablando y riendo a la vez. Mientras hablaba, pensaba en mi siguiente comentario para evitar que le diese vueltas a su cabeza con su reciente ruptura.
Llegamos a una heladería del centro de la capital. Estaba llena, todo el mundo con un helado en la mano. Para tener tanta popularidad debía de ser buena.

Nos pusimos en la cola y esperamos durante bastante rato.
Liam: ¿De qué te lo vas a pedir? -Volvió a sonreír. Esta vez mi mirada se paró en sus labios. Pero de pronto se tornaron en una fina línea recta. Se dio cuenta que no estaba mirando sus ojos...-.
Tu: -Pestañeé varias veces y le miré a los ojos. Dios, que ojos. Ese marrón de café intenso...- Puede que uno de menta y chocolate... ¿Y tú?
Liam: Yo uno de chocolate negro. -Miró la carta de variedades y echó un vistazo a los sabores de dentro de la vitrina-.
Tu: ¿Te va el chocolate? -Le miré graciosa, expresamente para volver a sentir el cosquilleo que me daba cuando veía esos hermosísimos ojos-.
Liam: Me encanta. Si pudiera alimentarme a base de chocolate, no dudes que lo haría. -Rió por su propia respuesta, a lo que yo le acompañé-.

Cuando nuestro turno llegó, yo pedí un tarro mediano de menta y chocolate y Liam un cucurucho con chocolate negro.
El recinto estaba lleno, por lo que tuvimos que irnos a comer fuera. Nos sentamos en unos asientos de piedra que daban a un parque enorme.
Tu: ¿Puedo probar un poco de tu helado? -Acerqué mi cucharilla a su tarro-.
Liam: -Se corrió hacia un lado, alejándose de mí- Claro...
Tu: -¿Se echó a un lado?, ¿qué pasa?, ¿a caso huelo mal?- ¿Por qué te apartas?
Liam: -Parecía avergonzado- Es que... digamos que tengo fobia a las cucharas... -Me miró de reojo-.
Tu: -Le eché una mirada rápida a Liam y otra mirada rápida a la cuchara- Entonces... -Acerqué la cuchara a él- ¿Puedo hacerte esto...?
Liam: -Se levantó corriendo y se apartó aún más del banco- Te estoy diciendo que me dan miedo, ¿por qué me la acercas?
Tu: -Reí- ¡Porque me gusta joderte!

Después de un rato persiguiendo a Liam con la cucharilla de plástico del helado, nos paramos a descansar en un banco de la siguiente calle.
Liam: Ya está, se acabó la persecución... -Noté su pecho subir y bajar rápidamente por el cansancio-.
Tu: Claro, se acabó porque me la has estrellado contra el suelo. -Me crucé de brazos y comencé a hacer pucheros. Tratenme como una cría, pero me gusta hacer sentir culpable a la gente-.
Liam: ¿Y qué esperas?, ¿que deje que me la acerques? -Frunció sus cejas confundido-.
Tu: Al menos un poquito. -Le miré graciosa-.
Liam: Claro. -Alargó la 'a'- Espera sentada.

Tras bromear un rato, vi a Liam con la mirada perdida. Mirando hacia la acera de enfrente.
Seguí su mirada y encontré a una chica. Danielle.
Liam: Mierda, la lié... -Le miré extrañada. ¿Por qué la lió?, ¿qué hizo mal?- Está celosa, cree que la he cambiado.
Tu: ¿De qué estas hablando?, ¿que la has cambiado? -¿Cree que Liam está saliendo conmigo?, ¿se referirá a eso?-.
Liam: Si. Creerá que estoy contigo... Esto no le va a agradar nada... -Vi cómo Danielle se daba media vuelta y volvía por donde vino. Ahí fue cuando Liam volvió a la zona melancólica de su cerebro. ¿Y qué mierda hago yo ahora?, mis excusas las usé antes, no puedo usar las mismas. No quiero verle así... Pero, joder, no se me ocurre nada, ¿qué hago?-.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaaa c:
Sinceramente, creo que este capítulo me volvió a salir caca y no sabía que poner al final para dejar con intriga. Esto no se me da bien, pero no sé, eso lo dejo en vuestras manos...
Bueno, hoy no tengo nada que decir, hoy es el cumpleaños de Liam y como dije, subiría un capítulo.
Las que comentáis sobre la otra novela (Casualidad o destino) Llevamos desde el 10 de julio sin subir, pero es porque Cris y yo no estamos juntas. Ella se fue a otro sitio y allí no tiene Internet, por lo que no podemos trabajar. Pero hoy se vendrá a mi casa hasta el sábado y haremos maratón. Por lo que subiremos esta semana.
Y eso es todo.
Comenten sobre qué les pareció (ya dije en otros capítulos que es importante no tener lectoras fantasmas xd), voten en las encuestas si aún no han votado y suscribansé.
Que tengan un hermoso día ❤

24 ago. 2013

Capítulo 20: Lost Without You

Sigue a tu cerebro. Tu corazón es estúpido como una mierda



Tu: -No voy a esconderlo más ya es obvio. Estoy ocultando lo evidente- Si, estoy celosa.
Harry: Por fin lo admites... -Rió-.
Tu: ¿Qué hay de malo en esconderlo, ¿tengo que contarlo todo a la fuerza? -Soné molesta, porque lo estaba-.
Harry: -Se encogió de hombros- Bueno, somos amigos, no te vas a morir por decirlo... -Él también estaba molesto. Su típica voz grave, se volvió aún más grave y más ronca-.
Tu: -Abrí los ojos como platos, me quedé boquiabierta- Buenas noches.
Me di la vuelta y me fui de allí dándoles la espalda.

En mi cuarto, sin encender la luz me senté en el borde de la cama que pegaba a la ventana. La intensa luz de la luna entraba por mi ventana. Suspiré y me llevé las manos a la cara. Me la froté cuidadosamente y luego apoyé mi cabeza sobre ellas. Mientras, miraba la madera del suelo, iluminada por la luz. Se me pasó por la mente la foto de Danielle. Dios, cómo desearía ser ella...

El sueño acabó por vencerme, y acabé por dormirme en el borde, tumbada justo donde estaba.

A la mañana siguiente

Abrí mis ojos despacio y miré el reloj de mi mesita, eran las 7:50. Demasiado temprano para mí, por lo que volví a cerrar los ojos y esperar a dormirme de nuevo.
Al poco tiempo, se abrió la puerta de mi cuarto y vi entrar a un chico rubio por ella.
Niall: Ey, _____ (tu nombre), levántate, el desayuno está listo. -Me dio golpecitos en la espalda para ayudarme a espabilarme-.
Tu: Niall, son las 8:02 de la mañana, ¿aún no has entendido que a estas horas no funciono bien? -Me dí la vuelta y me quedé en el borde contrario donde él estaba-.
Niall: -Me destapó dándole un tirón a mis sábanas- Como no te levantes ahora, te quedas sin desayuno.
Tu: -Arranqué las sábanas de su mano y volví a taparme- ¿Eso es una amenaza?, porque no te conviene decirme eso si me despiertas con esa mala ostia por las mañanas... -Asomé un ojo y le miré-.
Niall: Entonces te levantas. -Volvió a tirar de mis sábanas. Esta vez tiró de mí y acabé por salir a rastras de mi habitación. Literalmente. Niall me estaba arrastrando por el suelo-.

Al llegar a las escaleras, Niall se detuvo.
Niall: ¡Harry!, ¡ven y échame una mano! -Al poco tiempo se oyeron pasos subiendo las escaleras. Ya estamos otra vez...-.
Harry: -Se detuvo en frente mía y miró a Niall de forma graciosa- A la orden. -Cogió mis piernas y entre ambos me bajaron a la cocina-.
Tu: -Suspiré- Chicos, que hagáis esto un par de veces, lo entiendo, tiene su gracia. Pero van cuatro y empieza a cansar... -Me sentaron en uno de los taburetes de la isla y me pusieron unas tostadas y un café con leche-.
Harry: -Rió a mis espaldas- Si vas a vivir con nosotros, te vas a tener que acostumbrar. -Rodeé los ojos-.
Tu: Oye, que quede claro que yo no quería que vinieseis. -Levanté el dedo índice en señal de aviso-.
Niall: -Se dio la vuelta y se apoyó sobre el pollete- Hablando de eso, ¿qué te dijo Liam para que cambiases de opinión?. Parecías molesta...
Tu: -Volvemos a sacar un tema del que no quiero hablar- Em... Cosas nuestras -Cambiaré de tema antes de que me saquen algo- ¿Qué vamos a hacer esta mañana?
Niall: Nosotros ver qué tal le va a Liam. -Al oír su nombre me sonrojé. Harry se dio cuenta y soltó una leva e insonora risita, pero aunque no lo oyese, lo vi- Pero tu te vas a la universidad.
Tu: -Arqueé una ceja- ¿Universidad? Hoy es sábado...
Harry: -Rió fuertemente- ¿Sábado? -Siguió riendo. No veo qué es tan gracioso...- Hoy es martes. -¿Cómo?-
Tu: -Pestañeé un par de veces y miré el reloj que había colgado en una de las paredes de la sala- ¿Hoy es martes? -Ambos asintieron- ¿Y son casi las 8:15? -Volvieron a asentir- ¿Sabéis que entro dentro de 10 minutos? -Se quedaron callados. Ignorantes...-.

Dejé mi desayuno a medio a medio acabar y subí a mi cuarto a vestirme como una loca. Acabé por ponerme algo rápido, sencillo y al mismo tiempo formal:


Después de vestirme, preparé los libros, cepillé mi cabello y me lavé los dientes. En la entrada, cogí las llaves, me despedí de los chicos y salí como un cohete por la puerta.

Eran las 8:25 cuando llegué, y al entrar en el aula de la clase que me tocaba a primera hora, encontré una clase, la cual no era la mía.
Tu: Am... lo siento,  me equivoqué de clase... -Cerré la puerta despacio y fui a información a preguntar por mi clase-.
Me dijeron que estaban en el aula 32 y fui hacia allá lo más rápido que pude.

Una vez llegué al aula, di varios golpecitos en la puerta y a continuación abrí.
Nada más entrar, me encontré con 38 pares de ojos mirándome. Me puse colorada por el hecho de ser observada.
Profesor: ¿Y usted es...? -Se cruzó de brazos y comenzó a dar golpecitos en el suelo con la punta de su zapato-.
Tu: -Me aclaré la garganta- Soy _____ (tu nombre y apellidos)
Profesor: -Revisó la lista y luego me miró- Siéntate al fondo.

Hice caso y corrí a la última fila. Allí, encontré una chica de pelo castaño, rizado y bastante largo, yo diría que por la cintura. Tenía unos preciosos ojos verdes claros y bastantes pecas debajo de estos. Tenía labios gruesos y definidos y una piel bastante pálida.
Me senté en la mesa que había a su lado y saqué los libros.
****: ¿Por qué llegaste tan tarde? -Me miró con unos ojos acogedores-.
Tu: Bueno, tuve problemas para encontrar el aula. Fui a mi clase, pero estaba ocupada por otra. ¿Por qué han cambiado? -Le miré extrañada. De verdad, sus ojos eran impresionantes-.
****: El director ha decidido ordenar las clases de cada curso según las notas. Esta es la de las notas regulares. -Hizo una mueca-.
Tu: Ya decía yo... nunca te había visto -Le sonreí-.
****: -Rió- Soy Thassia, encantada. Pero llámame Tuty. -Que nombre más original-.
Tu: Yo soy _____ (tu nombre), igualmente.

La mañana siguió pasando tan lenta como siempre. En la hora del almuerzo, Tuty y yo comimos juntas en una mesa apartada en la cafetería.
Tuty: Oye, el viernes por la noche hemos quedado varios amigos y yo para ir a la discoteca, ¿quieres venir? -Le dio un bocado a su hamburguesa-.
Tu: Claro. -Pensé en los chicos- ¿Puedo invitar a unos amigos?
Tuty: Claro, todo el mundo es bienvenido. -Me sonrió. Que sonrisa tan hermosa...-.

Tras comer, cogí mis cosas, nos dimos nuestros números y cada una se fue a casa.
Por el camino me acordé de que esta mañana Liam y Danielle habían hablado sobre su relación. ¿Cómo les habrá ido?
Al entrar en casa, encontré a Zayn, Harry y Niall comiendo. ¿Dónde están Louis y Liam?
Tu: Hola chicos, ¿dónde están los que faltan? -Fruncí el ceño-.
Zayn: Están en el cuarto de Niall, Louis se quedó con él. La conversación con Danielle no le fue bien... -¿Él está destrozado y estos comiendo?-.
Niall: Si te estás preguntando por qué estamos aquí; Liam nos ha echado, pero Louis es tan cabezota que quería estar allí y tranquilizarlo un poco. -Aww, que tierno...-.
Tu: En ese caso, yo también subo para ver cómo está. -Me di la vuelta y subí la escaleras-.

Al llegar allí, abrí la puerta. Liam estaba con la cabeza agachada y sus dedos entrelazados, mientras sus codos se apoyaban sobre sus muslos. Vi a Louis con uno de sus brazos por la espalda de Liam, mientras le decía algo, lo cual no pude oír.
Tu: ¿Qué pasó? -Me paré en frente de ellos esperando una respuesta-.
Louis: ¿Quieres hablar con él un rato? -Asentí. Louis se fue cerrando la puerta del cuarto tras de sí-.

Me senté al lado de Liam y adopté la misma posición que Louis tenía antes de marcharse. Su espalda era firme y musculosa, lo cual hizo que me estremeciese.
Tu: Liam, ¿qué pasó? - Se llevó sus manos a su cara y las deslizó hasta abajo dejando resbalar varias lágrimas por sus mejillas-.
Liam: -Su voz era temblorosa- Hemos roto... -¿Cómo?-. 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaa c:
Tras comer, me puse como loca a pasar todo lo que escribí en mi libreta, al blog. Y espero que hayáis disfrutado del capítulo 20 :)
Yo supongo que ya os habréis enterado que Zayn y Perrie se comprometieron... Estoy feliz por ellos, pero estoy celosa xd. Ya quedan solo 4... ¡QUE COMIENCEN LOS JUEGOS DEL HAMBRE!
Suerte a todas :3

Dentro de 6 días se estrena This Is Us, yo iré a verla el 31. Y dentro de 5 días es el cumple de Liam :)
Subiré un capítulo por su cumpleaños. También quedan 20 días para el cumple de Nialler. Ya no habrá adolescentes... :'(
Una cosa; el título se supone que va de Liam para Danielle.
Con Thassia, Samantha y Viridiana, tuve problemas para meterles un personaje an la nove. Así que por favor, si alguien va a preguntarme otra vez. No, me quedo sin papeles y tuve que inventar algo rápido. La forma de conocerse no es muy original, pero espero que la aceptéis... :S

Bueno, no olvidéis comentar vuestras opiniones (↓). Y suscribíos al blog (→),  aquí es importante no tener lectores fantasmas xd.
También podéis votar en la encuesta sobre vuestros fandoms (→).
Un besoo  ❤

20 ago. 2013

Capítulo 19: Algo Me Gusta De Tí

Quiero gritar que te quiero a todo pulmón, pero me asusta que alguien más pueda oírme

 ¿¡NOVIA!?. En ese momento me dio un ataque de celos impresionante, pero al momento me relajé. ¿Por qué me he puesto así?, me trae sin cuidado que sea su novia... Pero me molesta, y no entiendo el por qué...
Harry: -Me miró entre confundido y gracioso- ¿estas celosa? -Ambos rieron-.
Tu: -Me puse colorada y me avergoncé- ¿Por qué iba a estar celosa?, Liam no me gusta... -Miré a un espacio entre ambos, como si estuviese mirando un fantasma. Luego pestañeé varias veces y volví a pisar la Tierra-.
Niall: Mientes de pena -Rió. ¿Cómo lo voy a hacer de pena si no estoy mintiendo?. Mi mirada se encontró con Niall y mordiéndome el labio inferior inconscientemente le eché una mirada fulminante y profunda. La típica con la que te sientes incómodo pero aún así, no puedes quitar la vista-.
Tu: -Rodeé los ojos- Lo que tu digas Horan... -Me bajé de la isla y me subí a mi cuarto-.

Después de subir a mi cuarto, revisé mi agenda para ver si había exámenes próximos. Había faltado varios días a clase, y tareas... no hice ninguna. Total, sin apuntes no puedo hacer nada por lo que mandé la universidad a la quinta leche.
Abrí el portátil y lo encendí. Después de decirme que era su novia, me han entrado ganas de saber cómo es. Abrí Google imágenes y en el buscador escribí "Danielle y Liam Payne". Después de cargase un rato, salieron decenas de fotos juntos. Me paré en una en la cual la chica llevaba un vestido a media pierna de color morado con un escote ovalado. Liam llevaba una camiseta gris con unos vaqueros azul marino. Iban cogidos de la mano. Abrí la imagen, era por el cumpleaños de Liam.
Me sentía triste, pero, otra vez, no encontraba una solución lógica para ello. El no me atrae para nada. ¿Por qué de repente todos estos sentimientos? Tras la aventura de Eric, decidí no enamorarme más hasta que pasase un buen tiempo, pero esto...

En ese momento entraron por la puerta Niall y Harry. Lo más rápido que pude, cerré la página y bajé la pantalla del ordenador. Disimulé un poco cruzándome de brazos y mirando por la ventana.
Harry: ¿Qué estabas haciendo? -Por la forma en la que lo dijo noté que estaba sonriendo de forma pícara. Mierda, ya sospecha-.
Tu: Miraba y miro por la ventana. -Me di la vuelta para mirarle- ¿A qué viene esa mirada? -Ya digo yo que vivir con este chico es peligroso-.
Harry: Estabas mirando fotos de Danielle, ¿verdad? -Siguió con su mirada juguetona. No puedo, a la leche, si me mira así me doy la vuelta-.
Tu: No. -Continué mirando por la ventana-.
Harry: Ya claro... ¿Y te gustó cómo era? -Se metió las manos en los bolsillos y me volvió a mirar acosadoramente-.
Tu: Te estoy diciendo que no miré ninguna foto. -Me levanté de la silla y puse la misma mirada que él. Se pueden jugar dos al mismo juego-.

Niall y Harry andaron unos metros hasta quedarse frente a mí. Luego Harry me cogió una muñeca y tiró de mí hacia él, luego me dio la vuelta quedando mi espalda pegada a su abdomen y me cogió la otra muñeca. Ya la tenemos otra vez.
Tu: ¿Tanto os gusta hacer eso? -Intenté liberar mis muñecas retorciendolas. Acabé haciéndome daño-.
Harry: -Se acercó a mi rostro y me susurró- No sabes cuanto... -Todos los pelos se me erizaron. ¿Con él también o qué?- Vamos a ver que estabas viendo en el portátil.
Niall: -Abrió la pantalla. Estaba en el escritorio de la máquina- No hay nada...
Tu: -Eché mi cabeza hacia atrás y miré hacia arriba para encontrarme con su barbilla- ¿Lo ves?, te dije que no hacía nada... -Miró hacia abajo y se me quedó mirando un rato. A este chico no creo que sea posible mentirle...-.
Harry: Vale. -Alargó la 'a'- Entonces, no pasará nada si miro en el historial, ¿no? -Mierda. No. Si me pongo nerviosa o digo que no, me delato. Joder, ¿que digo o hago ahora?- Niall abre el historial a ver que ha estado haciendo la pequeña rebelde...
Tu: -Niall hizo caso. Intenté distraerle con algo para que no prestase atención a la página abierta- ¿Pequeña rebelde?, ¿estás de broma?, ¿así es cómo me llamas?
Harry: -Asintió- ¿No te gusta? -Negué- Pues te jodes. -Puse pocker face y volvió a mirar la pantalla-.

Después de que viesen que sí estaba viendo fotos de Danielle, ambos me miraron graciosos. Cubrí mi culpabilidad con una cara inocente y una sonrisa de niña buena.
Niall: No estabas viendo fotos... que va... -Cerró el historial y apagó el portátil- ¿Entonces? -Se cruzó de brazos-.
Tu: -Retorcí mis muñecas aún sujetas por las manos de Harry, solo para disimular que quería huir y correr lo que el cuerpo me permitiese- Es... -Saqué mi labio inferior y pensé en una palabra- guapa, bastante guapa...
Niall: Reconoce que estás celosa -Se agachó y me cogió los tobillos. Ya no tocaba el suelo-.
Tu: No voy a reconocer nada, porque no estoy celosa... -Me agarré más fuerte a Harry-.
Harry: ¿Antes intentabas soltarte como loca y ahora buscas un agarre más fuerte? -Soltó una carcajada-.
Tu: Pues si quieres que me coma el suelo suéltame, ¿te parece mejor eso? -Comenzó a aflojar sus manos- Harry estoy de coña. -Cada vez notaba menos sus manos- ¡HARRY QUE NO ME SUELTES! -Acabé por coger yo sus muñecas y agarrarme por mi cuenta-.
Harry: ¡Auch!, ¡me estás clavando las uñas! -Aún cogida de sus muñecas, me abrazó de la cintura y ambos me dejaron en el suelo-.
Tu: -Me levanté de un salto- Gracias. -Me sacudí los vaqueros-.

Intentando bajar mis nervios, me dirigí al baño dispuesta a darme una ducha. Esta mañana salí del hospital y no lo hice. Volví a mi cuarto con algo de vergüenza por el despiste de haberme dejado el pijama en mi cuarto, y con las miradas atentas de los dos chicos, lo cogí y volví a salir.
En el baño, me quité la camisa de cuadros, la camiseta de tirantes, los pantalones y las vans, quedándome solo con ropa interior. Me miré al espejo y vi reflejada la benda que cubría mis cortes. Me la quité dejándola al descubierto. "La venda la tendré puesta hasta que entre el invierno, así la manga larga me los tapará" - pensé.
Quité el sujetador y las bragas, dejándolas en el canasto de la ropa sucia y abrí el grifo, esperando a que se calentase el agua.
Una vez caliente, me metí con cuidado de no resbalarme y cerré las puertas para que el agua no salpicase.
¿Por qué despierto tanto interés por Liam?, no puedo creer que me esté enamorando otra vez. Pero tampoco es un deseo enorme, solo son hormigueos, nada del otro mundo. Pero por ahí se empieza, ¿cierto?.

Después de un rato, acabé de ducharme y salí. Me sequé despacio y de uno de los muebles saqué una venda limpia. Corté lo justo y me la enrollé al rededor del antebrazo. Me puse el pijama y me recogí el pelo en un moño alto. Tener el pelo mojado y que se pegue a la piel me agobia muchísimo.
Bajé a la cocina y vi a los chicos en la cocina.
Tu: ¿Qué hacéis aquí a oscuras? -Ambos se me quedaron mirando las piernas y mi vientre -el pijama lo describí en capítulos anteriores; camiseta a medio vientre y pantalones cortos- con cara de alucine. En cuanto se dieron cuenta de que les estaba observando apartaron la mirada-.
Harry: -Se aclaró la garganta- Hemos pedido una pizza y te estábamos esperando...
Tu: Genial, ¿cuál habéis pedido?
Niall: Una barbacoa con extra de bacon, ¿te gusta? -Asentí. La cara que puso Niall cuando me dijo que pizza era. Teníais que haberla visto-.

Al poco tiempo, el móvil de Niall sonó. Desbloqueó la pantalla y la contempló. Miró a Harry confundido.
Niall: Es Liam. Dice que la cita con Danielle no le fue muy bien y han discutido y ya está en casa. -Esperó un rato y luego habló- También dice que mañana han vuelto a quedar para hablar con más tranquilidad...
En ese momento me dio otro ataque de celos, debo aprender a controlar estas sensaciones o acabaré por volverme loca...
Niall: -Me miró- Lo has vuelto a hacer, te has puesto celosa. -Rió-.
Tu: -No voy a esconderlo más ya es obvio. Estoy ocultando lo evidente- Si, estoy celosa.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaa c:
En estos días, como ya dije antes, estoy vaga. También estuve reviviendo momentos viendo los videodiarios, echo tanto de menos a los cinco chicos de las escaleras, que rápido crecen :')
Bueno, si este capítulo me salió algo feo, no problema, lo reconozco xd, es por la falta de ganas de hacer cosas, pero aún así intenté hacerlo lo mejor que pude. Es que si me espero a que me lleguen las fuerzas, me muero esperando.
Vale, proximamente saldrá Thassia (Tuty), y más alante Samantha (¿puedo llamarte Sam?) pero necesito que me hagas una descripción de ti misma.
Espero que disfrutéis este capítulo :)
No olvidéis comentar vuestras opiniones (↓). Y suscribíos al blog (→),  aquí es importante no tener lectores fantasmas xd.
También podéis votar en la encuesta sobre vuestros fandoms (→).
Un besoo  ❤

16 ago. 2013

Capítulo 18: Am I Wrong Again?

Cueste lo que cueste, sé que podré hacerlo

Apagué el portátil y me llevé las manos a la cara. Esta situación me viene muy grande. Me paro demasiado o en esto. ¿Debería de darle menos importancia? u ¿oidarme de este asunto?
Apagué el portátil y bajé algo deprimida, otra vez. En el salón, estaban los 5 en la puerta preparando para irse.
Tu: ¿Dónde vais? -Apoyé mi cabeza en una de las paredes de la escalera y los observé atentamente-.
Zayn: Vamos a casa a ayudar a Harry y Niall a hacer las maletas, ¿quieres venir? -No tengo nada que hacer ahora, por lo que sí iré. Asentí-.

Cogí mi móvil y las llaves, me los metí en el bolsillo y salí por la puerta detrás de ellos. Me adelanté un poco hasta quedar a unos metros por delante de ellos y me metí las manos en los bolsillos.
Me siento sola, osea, se que tengo amigos y eso, pero me refiero, emocionalmente, siento que tengo que afrontar las cosas yo sola, que no puedo aceptar la ayuda de nadie...
Con forme avanzábamos, un grupo de chicas venían hacia nosotros, iban riendo y bromeando, pero nada más pasar por mi lado, se me quedaron mirando fatal y cuchicheaban entre ellas. Algunos de sus comentarios me dejaron el autoestima por los suelos. Cerré los ojos y apreté mis párpados para tragarme las lágrimas que iban naciendo, pero fue imposible retenerlas.
Respiré hondo y miré hacia atrás. Los chicos iban callados mirando al infinito, estilo película del oeste. Luego miré al grupo de chicas. Estaban con los ojos como platos, algunas con la mano en la boca, otras llorando en silencio y otras ahogando gritos y saltando de un lado a otro.

Continuamos nuestro camino a la casa de los chicos, allí procuré no encontrarme con sus miradas, sabía que venía una ronda de preguntas sobre mi actitud, y prefería no contestarlas.
Entramos en la casa. Harry y Niall se fueron arriba a hacer sus maletas, Zayn subió a ayudarles y Louis y Liam se quedaron en la cocina. Yo como no sabía que hacer, me quedé en la entrada, de pie, mirando twitter de nuevo.
Louis: -Se asomó por la cocina- Ey, ¿qué haces ahí de pie?, vente. -Me sonrió amable. No pude devolverle el gesto, pero lo tuve en cuenta-.
Entré en la cocina algo tímida. Esta casa aún es nueva para mí, solo he estado aquí una vez, y solo vi la cocina.
Liam: Oye, voy a ayudarles con las maletas. -Se fue de la cocina en silencio dejándonos a Louis y a mí, uno frente a otro, solos-.

Al estar solos y encontrarme con su mirada, me vino a la cabeza la escena en la que me daba la espalda en el hospital, con aquella frialdad... ¿Debería hacer un esfuerzo y disculparme?
La sala tenía una atmósfera tensa y el silencio la invadía. A la mierda mi orgullo.
Tu: Oye Lou... -Me quedé pensando mis próximas palabras- Sobre mi actitud en el hospital...
Louis: -Me puso cara de no entender nada, pero al momento hizo un gesto que demostraba lo contrario- Me sentó mal, bastante mal...
Tu: Lo sé, por eso saco el tema, para pedir perdón... -Me miró sorprendido-.
Louis: -Suspiró- Mis actos tampoco fueron muy "dulces".. -Hizo comillas en el aire para remarcar la palabra "dulces"-.
Tu: ¿Entonces está todo solucionado? -Le miré esperanzada. Dime que sí por favor-.
Louis: No hasta que oiga la palabra "perdón" salir de tu boca. -Se colocó una mano detrás de la oreja, que ahora mira hacia mí, para recibir mejor el sonido-.
Tu: -Suspiré adrede- Perdón... -Rodeé los ojos-.
Louis: ¿Ah, perdón?, no oí lo que dijiste. -Rió levemente-.
Tu: Tomlinson, ya dije lo que querías oír, no me hagas repetirlo majo. -Saqué una sonrisa falsa. A lo que él rió-.

Tras acabar nuestra conversación, bajaron por la escalera los chicos con un par de maletas cada uno.
Niall: Ya estamos listos, ¿vamos? -Dejaron las maletas en la puerta y se pararon a esperarnos-.
Todos salimos de la casa y volvimos a la mía.
Al entrar, se plantaron delante mía.
Tu: ¿Qué?, ¿a qué esperáis? -Será porque no tienen dónde dormir...-.
Harry: ¿Cuáles van a ser nuestro cuartos? - Me echó una mirada impaciente, como la de un niño al recibir algo que ansiaba-.
Tu: Cuando os quedásteis a dormir, dormisteis en camas. Ya sabéis dónde están, coged la que queráis. -Me encogí de hombros y les dejé subir arriba-.

Como no sabía qué hacer, decidí ir a una ferretería a hacer dos copias de las llaves. Una para Harry y otra para Niall.
En el camino me encontré con más chicas que me criticaban y me insultaban. Las más atrevidas lo hacían en voz alta y lo gritaban a los cuatro vientos.
Me vibró el móvil varias veces, lo saqué del bolsillo y miré la pantalla. Un mensaje de Niall.
Niall: ¿Dónde estás?
Tu: -Tecleé rápido- Voy a la ferretería, en unos minutos estoy allí. -Este último no lo respondió-.
Llegué y pedí dos copias, le dí las originales y en cinco minutos estuvieron listas.
Después de un largo camino hasta casa, acabé con rozaduras en la parte trasera de mis pies, las vans me han matado...
Al entrar, no vi a nadie por la planta de abajo, supuse que todos estaban ayudando a deshacer las maletas de los nuevos integrantes de mi casa. Compartir mi casa, mi vida diaria, con 2 hombres...
Subí al piso de arriba y oí el ruido de las perchas golpear la barra metálica dentro del armario. Entré en la habitación que había al lado de la mía, allí se instaló Niall. Estaban todos ayudándole a acomodarse. Zayn y Louis estaban colgando la ropa, Niall y Harry acomodando la ropa interior y Liam doblando la ropa.
Tu: ¿Puedo ayudar a algo? -Me senté en el pie de cama y observé atentamente-.
Niall: No, pero gracias, estamos terminando ya, toda la ropa de Harry está ya colocada, quedan unas cuantas prendas mías por colocar. -Me sonrió mientras continuaba acomodando-.
Tu: Pues... -Me quedé pensando un poco- Estaré en la cocina tomando algo... -Me levanté y les dejé terminando sus tareas-.

En la cocina, me acerqué a la cafetera y me preparé un descafeinado. Me senté en la isla de la cocina y puse la taza a mi lado. A ver cómo van las cosas a partir de ahora...

Al poco rato, bajaron los chicos. Niall y Harry entraron en la cocina y se quedaron conmigo. Zayn, Louis y Liam se fueron.
Liam: Chicos, me voy, quedé con Danielle hace un rato y ya llego tarde. ¡Hasta luego! -Se fue detrás de Zayn y Louis cerrando la puerta cuidadosamente-.
Tu: ¿Danielle? ¿Quién es Danielle? -Miré a los chicos confundida. ¿Me perdí algo?-.
Harry: -Miró a Niall con cara de "¿es broma?"- Danielle es su novia...
¿¡NOVIA!?. En ese momento me dio un ataque de celos impresionante, pero al momento me relajé. ¿Por qué me he puesto así?, me trae sin cuidado que sea su novia... Pero me molesta, y no entiendo el por qué...

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaa c:
Ya está listo el 18. Dentro de poco sale This Is Us. ¿Iréis a verla? aduhyeaw. Yo no puedo dormir, estoy que me subo por las paredes. Verlos en una pantalla, en 3D,nuestros chicos se hacen grandes... :(.
Bueno, que me pongo sentimental. Si os gustó, comentad/suscribiros o lo que sea xd
Tampoco olvidéis votar en la encuesta de la parte derecha del blog.
¡YA PRONTO ES EL CUMPLE DE LIAM! :'D

12 ago. 2013

Capítulo 17: Adiós

Me siento muy estúpida por seguir queriéndote



Tu: ¿Y esto? -Me di media vuelta y señalé el ramo de más de 50 rosas que había en el mientras miraba a los chicos-.
Harry: Ni idea. Esta mañana cuando vinimos a por tu ropa nos lo encontramos en el suelo, en frente de la puerta. -Se encogió de hombros-.

Examiné con atención el ramo. Había rosas rojas haciendo un círculo y rosas blancas en el centro haciendo la forma de un corazón. Dentro de ellas había una pequeña carta en color crema con letras clásica que ponía:

_____ (tu nombre), lo siento mucho, de verdad, perdóname. No quería hacerte esto. Dame otra oportunidad. Si hace falta, te lo pediré de rodillas, pero, te lo suplico. Me importas mucho.
Eric XX.

Me quedé sin palabras, ¿no le quedó claro la última vez que se olvidase de mi?. La verdad, a mi tampoco se me hizo fácil. Por mucho daño que me haya hecho, aún le sigo queriendo... Es la primera vez que siento algo tan profundo por alguien, sea flechazo o no, pero todo el mundo dice, que la primera vez es la más difícil de olvidar... Ah, ahora sé que tienen razón...

Pestañeé un par de veces seguidas en dirección a los chicos y me apresuré a coger las rosas para llevarlas a mi cuarto.
Una vez allí, las dejé en la cama y busqué por la zona un jarrón lo suficientemente grande para que cupiesen todas. No encontré ninguno y tuve que bajar.
Louis: ¿Qué vas a hacer con esas rosas? -Se apoyó en la -algo sucia- isla en el centro de la cocina y me siguió con la mirada-.
Tu: Pues dejarlas que se marchiten no. Sean de Eric o no, me las quedo. Las pondré en un jarrón y las dejaré en mi cuarto. -Mientras informaba a Louis, encontré un gran jarrón de color gris apagado y lo llené de agua del fregadero-.
Louis me ayudó a subir el jarrón y lo dejé al lado de mi escritorio, justo debajo de la ventana, así por la mañana haría una delicada sombra con los primeros rayos de sol.

El jarrón tenía polvo y fui al baño a quitármelo de las manos.
Al entrar vi un charco de sangre en el marmolado suelo y ello provocó que me diese un pequeño mareo. 
Louis: -Oí sus pasos por el pasillo- Enseñame cómo han quedado las rosas. -Me vio apoyada en el marco de la puerta y se quedó un momento en silencio- Ey, ¿qué pasa?
Tu: -Me froté los ojos- Me mareé al ver eso... -Señalé el charco en el suelo-.
Louis: -Me sujetó- Pues es tuya, de hace unas horas. -Me sonrió. Ya me encontraba mejor al haberme acostumbrado a ver la sangre-.

Una vez que me recuperé, Louis se fue, y yo con cuidado, salté el charco y me coloqué en frente del lavabo para lavarme las manos, ahora cubiertas de polvo.
Cuando acabé, bajé a la cocina a por la fregona. Y me encontré a Zayn y Liam en la isla comiendo chocolate.
Zayn: ¿Dónde vas? -Le pegó un mordisco a su onza de chocolate-.
Tu: A por la fregona. Voy a limpiar el charco de sangre que hay en el baño de arriba. -La cogí y la llené de agua-.
Liam: Sobre eso, hemos tomado una decisión. Luego te decimos lo que haremos. -Antes de salir por la puerta, me quedé mirándolos de forma rara-.
Tu: Vale. -Alargué la 'a' para sonar más indecisa de lo que estaba ya-.

Salí y con cuidado de no derramar agua por las escaleras llegué hasta el baño. Dejé el cubo con agua en la puerta y empecé a recoger con algo de asco. Mientras lo hacía, pensé en la decisión que habían tomado. ¿Qué podría ser?, ¿será que se van a ir?, ¿no quieren más cuentas conmigo?, no, imposible, somos buenos amigos, no pueden abandonarme ahora, así...
"Vale _____ (tu nombre), deja de montarte historias y espera a que te digan que es lo que han decidido, si te montas historias tu sola, acabaras por deprimirte de nuevo..." , mi subconsciente, después de varios días sin dar señales de vida, despertó y me dijo algo inteligente por primera vez en mucho tiempo.

Después de algunos minutos fregando el rojo suelo, acabé y tiré el agua sucia por el bater. Bajé sin pisar lo mojado y en un rincón de la cocina dejé el cubo. Allí estaban todos, mirándome atentamente. Me sentía algo incómoda, pero intenté disimularlo un poco mirándolos con cara de despreocupación.
Me senté en una de las sillas que rodeaban la isla y automáticamente dejaron de mirarme.
Niall: _____ (tu nombre) -Hizo una pausa- Lo que hiciste, fue una tremenda locura. -Me miró con esos preciosos ojos azules. Ya con su mirada estaba perdida. Tía, ¡despierta y presta atención!, mi subconsciente me gritaba-.
Liam: -Desvié mi mirada hacia él- Por eso, hemos decidido que dos de nosotros se vendrán a vivir aquí, contigo. -Mi cara se volvió inexpresiva. Levanté una ceja y miré la tableta de chocolate que había en el centro de la mesa-.
Tu: ¡¿AH?! -Me levanté bruscamente de la mesa algo indignada. ¿No confían en mí?- ¡De eso ni hablar!
Harry: ¿Por qué no? -Me miró dramáticamente-.
Liam: -Se levantó y me susurró al oído- _____ (tu nombre), ¿te olvidaste de que aún puedo contar que te hiciste cortes antes de suicidarte?. Creeme que eso les molestará y se enfadarán contigo. Tengo claro que no me puedo fiar de ti, por lo que o acepta a tener a dos de nosotros o lo cuento. -Se separó de mí despacio y se plantó mirándome como si nada. ¿Eso era una amenaza?-.
Tu: -No quiero que se salga con la suya, pero tampoco quiero que se enfaden, por lo que tuve que aceptar- ¿Y quién se quedará? -Miré a Liam con mala cara, a lo que él se rió de forma pícara-.
Zayn: -Mis pensamientos siniestros hacia Liam se vieron interrumpidos por Zayn- Pues pensamos que Harry y Niall estarían bien. -Niall vale, pero Harry... Me puede contagiar su mente pervertida... Osea, me cae genial, pero, para ser honesta, me da miedo...-.
Tu: -Rodeé los ojos con pesadez y me fui- ¡Si me necesitáis estaré en mi cuarto! -Subí rápidamente las escaleras y me encerré en mi cuarto-.

Me tumbé bocabajo en la cama y encendí mi portátil. Me metí en twitter y tras varios intentos para acceder, -tuve problemas con la contraseña- logré ver mi perfil. Mi mirada se fijó en el apartado "conecta" y vi un montón de tweets mencionándome. Todos con insultos y amenazas hacia mí...
¿Qué hice ahora?, ayer todo vacío y ahora me encuentro con dos mil tweets de odio, de gente que ni siquiera conozco... Me paré un rato a reflexionar, y caí. Al salir del hospital, los periodistas... esto es un malentendido...

Apagué el portátil y me llevé las manos a la cara. Esta situación me viene muy grande. Me paro demasiado en esto. ¿Debería de darle menos importancia? o ¿olvidarme de este asunto?

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaa c:
Ya sé, casi una semana sin subir. En principio iba a subir el Sábado, pero pasé el fin de semana con mi prima y se me hizo imposible. Por lo que lo terminé ayer tarde y esperé a hoy para publicarlo.
Ojalá lo disfruten leyendo como yo lo hago escribiendo.
El 18, tampoco sé para cuando estará, espero escribirlo pronto, pero solo de pensar que aquí las clases empiezan el 16 de Septiembre (creo), me deprime, y aprovecho el día para hacer el vago, porque dentro de un mes no podré... :(
Bueno, un beso y adiós :)
No olvidéis comentar y suscribiros. Una cosa, ¿os gustó la canción?, es de mis favoritas :')

6 ago. 2013

Capítulo 16: Mi Angel De La Guarda

Quiero morir




Tu: A que os odio... -Louis y _____ (tu nombre), se estaban batiendo en un duelo de miradas. No entendí su actitud. Tan amigos antes, y de repente nos odia. ¿Qué motivos tiene?. Se los sacaremos-. 
Niall: ¿Y a qué se debe ese odio? -Se paró al lado de Harry y ambos la miraron mal-.
Tu: ¿Que a qué?, quise hacer lo que hice por mis propios motivos, y no quise en ningún momento que me salvarais. -Se cruzó de brazos y giró la cabeza para mirar por la ventana-.
Liam: Chicos, ¿me podéis dejar un momento con ella a solas? -Harry, Zayn y Niall asintieron. Pero Louis apartó su mirada de desprecio y se fue dándole la espalda arrogante-.

Una vez a solas, giré una de las sillas de la habitación y la puse mirando hacia _____ (tu nombre). Me senté despacio. Me eché hacia delante, apoyé mis codos sobre mis piernas y entrelacé mis manos.
Tu: ¿Por qué no te vas con ellos y me dejas en paz? -Seguía sin mirarme-.
Liam: -Intenté no darle mucha importancia a su comentario- ¿Te acuerdas cuando estuvimos en el baño, cuando descubrí los cortes? -Hubo silencio- Me dijiste; "No, no me mal interpretes. Solo son cortes, poco profundos, que me hice para quitarme a Eric de la cabeza, no intenté nada estúpido, ¿vale?" -Se recostó en la cama. Estaba incómoda con esta situación- Pues ahora, no has intentado algo estúpido. Lo has hecho.
Tu: Es distinto. No son las mismas razones... -Esta vez si me miró, y no me agradó el cómo lo hizo-.
Liam: Pero fuese por lo que fuese, te llevó a hacer lo mismo... -La miré comprensivo- Escucha, el suicidio no es una solución para tus problemas, solo es un problema más.
Tu: Pues no veo el por qué es un problemas más si no volvería a despertar. Igualmente, los problemas que tengo no se pueden solucionar ya. -Me miró molesta. Veo que no lo está entendiendo-.
Liam: No sería un problema para ti, pero, ¿has pensado en los demás?, ¿cómo afectaría tu muerte a las personas que te quieren?. Tu misma acabas de decir que tus problemas no tienen solución. ¿Por qué le pusiste a esos problemas, una tapadera que no te llevaría a ningún lado? -Su cara cambió de repente. Ahora parece que si lo entendió-.
Tu: -Suspiró- ¿Y qué si fuese así?, no me queda nadie... -Su voz comenzó a sonar temblorosa-.
Liam: Estás siendo egoísta, ¿por qué te niegas a aceptarnos?, somos tus amigos, y por lo tanto, si que nos afectaría, más de lo que tu te piensas... -Me miró emocionada-.
Tu: -Se quedó callada unos instantes- Gracias... -Sonreí-.

Me levanté de la silla y salí de la habitación, pero antes, me volví.
Tu: ¿Dónde vas? -Me miró extrañada-.
Liam: Voy a hablar con el médico para ver cuándo te dan el alta. ¿Te importa si me escapo un rato? -Sonreí-.
Tu: -Me devolvió la sonrisa- Claro que no.

Narras tu

Después de la charla con Liam, me sentía mucho mejor, le dije lo que pensaba en ese momento, y tenía razón, no merece la pena quitarse la vida para olvidarse de tus problemas. No voy a ser cobarde y voy a afrontarlos. 
Entraron los chicos por la puerta, pero no vi a Liam.
Louis: ¿Te has calmado ya? -No voy a contestar. Se me da muy mal pedir disculpas, principalmente porque no me gusta-.
Harry: -Al rato rato, seguía sin responder- ¿_____ (tu nombre), estas con nosotros o te has ido? -Apreté mis manos, haciendo que la sabana que había debajo de ellas se arrugase-.
Tu: -Aparté mi mirada para que no me notasen mejor- Chicos, no tengo muchas ganas de hablar. ¿Podéis dejarme? -Soné indecisa, pero no sabía cómo decirlo...-.
Louis: Claro, al menos has sido amable... -Volvió a darme la espalda con orgullo y salió al pasillo. ¿Tan mal lo estoy haciendo como para que me de la espalda de esa manera?-.
Tu: -Les miré triste- Yo... -Iba a pedir disculpas, pero no me atrevo. Por lo que me metí en la cama y me acurruqué, ignorando todos aquellos cables que me limitaban los movimientos-.
El recuerdo de mi madre vino a mi cabeza cuando los chicos salieron, y esa frase que siempre me decía cuando me ocurría algo "no dejes que tu vida se hunda, debes sonreír a pesar de los problemas"... Cuánta razón...

Dos voces cercanas a la puerta de mi habitación me sacaron de mis pensamientos melancólicos. A juzgar por el tono, averigüe que uno de ellos era Liam, el otro en cambio no lo reconocí. Como antes me dijo que hablaría con el médico, supuse que sería él.
Abrieron la puerta y entró Liam. Se sentó en el borde de mi cama y me miró de una forma tierna, lo que hizo que me ruborizase.
Liam: Hablé con el médico. Dice que mañana, depende de cómo te encuentres, te darán el alta. -Sonrió ampliamente-.
Tu: -Sonreí también- Gracias por haceros cargo de mí. -Miré el reloj de la pared- Es de madrugada, iros y descansad un poco...
Liam: No, nos quedaremos aquí, contigo. -Bostezó y se recostó en la silla situada en la otra punta de el cuarto-.
Tu: -No. Estas sillas son de lo más incómodo que encontrarás en la faz de la Tierra. Y 1º; no quiero que tengas un terrible dolor de espalda para mañana. Y 2º; tampoco quiero que tengas ojeras por culpa de la falta de sueño. Vete a casa y descansa. -Señalé la puerta bruscamente mientras le miraba-.

Se levantó con remolonamente y se acercó a la cama para despedirse de mí. Me dio un beso en la mejilla y antes de coger su móvil me volvió a mirar.
Liam: Procura no hacer ninguna estupidez mientras no estamos aquí, ¿vale?. -Asentí. Antes de cerrar la puerta, pude ver la mitad de su cara por la pequeña abertura que dejó la puerta antes de cerrarse por completo-.

Me quedé completamente sola y en silencio. ¿Qué hago?, ¿pienso o duermo?. Haré las dos cosas.
Estuve pensando y recapacitando sobre mi comportamiento con los chicos hoy. Ahora que Liam me hizo entrar en razón, me doy cuenta de que no estuvo bien, pero como ya dije, no se me da bien pedir disculpas, y no sé cómo me las voy a apañar para hacerlo...
Mañana se supone que regresaba a casa, y no me apetecía regresar "zombie". Mientras pensaba, si querer se me cerraron los párpados y acabé sumida en un profundo sueño.

A la mañana siguiente

Unos meneos me sacaron de mi precioso sueño. Entreabrí mis ojos y vi un chico rubio con otro con un tupé moreno enfrente suya. ¿Niall y Zayn?
Niall: _____ (tu nombre), el médico dice que puedes volver a casa. Ya te dieron el alta. -Seguía moviéndome de un lado para otro. Odio que me hagan eso por las mañanas...-.
Zayn: Te hemos traído ropa limpia. Cambiarte y vámonos. -Me incorporó a la fuerza tirando de mis brazos y sin ganas lo hice sin rechistar-.
Tu: -Me levanté. Un médico había venido a quitarme los cables que me conectaban a las diversas máquinas y pisé torpemente el suelo- ¿Qué me habéis traído de ropa?
Louis: Ahí tienes la bolsa. Cambiarte rápido. -Salieron de la habitación y cerraron la puerta para dejarme un poco de intimidad-.
Abrí la bolsa y lo saqué todo.



Dentro también había ropa interior limpia. ¿Miraron en mis cajones de ropa interior?. Me avergoncé solo de pensar en ello.
Me cambié rápidamente y abrí la puerta para reunirme con los chicos. No estaban en el pasillo, y me puse a buscarlos por pasillos de la misma planta y de plantas por debajo de la mía.
Después de un rato buscando, me rendí. "A la mierda, me voy yo sola" - pensé.
Al llegar a la entrada, los encontré en la máquina dispensadora. Ahí me entró el tic.
Harry: Te sientan bien los vaqueros y la camisa -Me sonrojé ante su comentario. ¿Qué me pasa últimamente?. Me sonrojo por nada-.
Liam: ¿Qué estabas haciendo?, llevas una hora cambiándote. -Mi expresión cambió a una de "pocker face"-.
Tu: Si no os hubierais movido del pasillo, ya habríamos llegado a casa. Pero he tenido que buscaros por todo el hospital...
Louis: Neh. Da igual. Vámonos rápido que los periodistas siguen llegando. A este paso no podremos salir de aquí... -Su mirada preocupada se giró hacia la enorme puerta de cristal de la entrada-.

Comenzamos a andar para salir del hospital. Pero nada más salí, una avalancha de periodistas se abalanzaron contra nosotros. Louis y Zayn hacía un camino por donde no lo había y mientras Harry me cogía del brazo y tiraba fuerte para que no me quedase atrás.
Muchos de los presentes vieron que no pintaba nada con ellos, aquí.
P1: - Se dirigió a Harry- ¿Es esta chica tu novia? -Harry no contestaba-.
P2: ¿Quién es esta chica Harry?
P3: -Se dirigió a mí- ¿Estás saliendo con Harry Styles? -Obvio, si no contesta uno, tendrá que contestar otro. Pero imité a Harry y tampoco hablé-.

Después de una carrera algo larga para refugiarnos en mi casa de tantos flashes, cerramos la puerta y apoyé en la pared para descansar un poco.
Zayn: ¿Te has cansado?, si no hemos corrido a penas nada... -Le miré mal-
Tu: Si, me he cansado. No estoy acostumbrada a hacer ejercicio como otras personas a las que no voy a señalar... -Le señalé a los 5 disimuladamente, a lo que ellos rieron-.

Levanté la cabeza una vez que recuperé el aliento y vi unas cuantas rosas asomando por el respaldo del sillón. Me acerqué despacio y vi aún más rosas.
Tu: ¿Y esto? -Me di media vuelta y señalé el ramo de más de 50 rosas que había en el sillón, mientras miraba a los chicos-.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaaa c:
Tardé mucho en subir el 16, pero he tenido pocas ganas estos días y he estado sumergida en un libro, que la verdad, me ha dado varias ideas.
Pues nada. No se cuando subiré el 17, pero de momento disfrutad del 16.
No olvidéis comentar y suscribiros.
Un besoteeee <3

1 ago. 2013

Capítulo 15: I'm Running Out Of Time


Todo lleva a la muerte


Un acto valiente, para una chica cobarde...

Me levanté de la cama con pesadumbre y con la cabeza baja, me dirigí hacia el cuarto de baño. Kira me siguió y tuve que darle pequeñas pataditas para evitar que entrase y poder cerrar la puerta.

Una vez dentro, busqué un objeto de vidrio para poder romper. Vi un jarrón de ese material al lado de la ventana, encima del pollete de mármol. Me dirigí hacia él, y despacio, lo cogí y lo tire, haciendo que se rompiese en mil pedazos, que después se repartieron de forma desigual por la habitación.
Harry: ¡_____ (tu nombre)!, ¿¡Qué fue eso!? -No conté con el ruido que haría y tuve que improvisar una respuesta convincente-.
Tu: ¡Se me cayó un jarrón, lo siento! -¿Habrá funcionado eso como excusa?-.
Harry: ¡Vale!, ¡ten cuidado! -Parece que si me sirvió. No estoy dispuesta a que me echen a perder todo de nuevo, por eso actuaré rápido-.

Me agaché, y despacio, cogí uno de los cristales que el jarrón de vidrio dejó tras romperse.
Me lo acerqué cuidadosamente a la muñeca y lo sostuve en la misma posición durante un tiempo.
¿Es esto lo correcto?, ¿debería de hacerlo?. Sea correcto o no, la decisión está tomada, y por mucho que me niegue, seguiré adelante.
Hundí con fuerza el cristal en la piel, haciendo que la traspasase. Tuve que morderme el labio para no gritar de dolor. Tras un rato pensativa, decidí seguir cortando hacia arriba.
Cada vez dolía más, pero después de la muerte de mi madre, el engaño de Eric, la agonía de mi padre y su confesión, se me quitaron las ganas de vivir. Por eso hago esto. La muerte es la única forma de descansar en paz. Sin preocupaciones.

Llegué hasta medio antebrazo y paré, respiré hondo, me apreté el labio, aún sujeto por mis dientes y saqué el cristal bañado en sangre de la piel.  
Sentía la sangre brotar del corte, haciendo una mezcla con las lágrimas que caían desde mi cara, y teminar desprendiéndose de mi piel para estrellarse contra las losas, haciendo pequeños charcos carmesíes en los que se podía ver mi rostro reflejado en ellos. 

Después de unos segundos sangrando, empecé a notarme débil y me empecé a marear por la pérdida de sangre.
A causa de elló caí de plomo al suelo. Quedándome inmóvil.
Solo unos minutos más, y dejaría de existir, para siempre...

Narra Liam

Estabamos en la cocina, todos en silencio. La escena que _____ (tu nombre) tuvo con su padre, no fue agradable para nosotros, y menos para ella. Estábamos preocupados por ella, pero dijo que quería estar sola, y no vamos a interrumpirla. Si eso es lo que quiere, que se quede sola.
Harry: No se la oye llorar, ¿creeis que se habrá calmado ya? -Todos miramos preocupados al que teníamos al lado-.
Niall: Tal vez si, pero dejémosla un rato más para estar seguros. -Todos agachamos la cabeza para sumirnos en nuestros pensamientos-.

Tras un rato sin decir nada, un golpe hueco rompió el silencio. Nos miramos de nuevo extrañados. 
Louis: ¡_____ (tu nombre)!, ¡¿qué pasó?! -Nadie respondía. Pero unos ladridos comenzaron a  sonar-.
En ese momento, me acordé de los cortes que se hizo. ¿Y si...?, no puede ser. Dime que no, por favor.  Mi cara adoptó un gesto de horror, cosa que los chicos no pasaron por alto.
Liam: ¡_____ (TU NOMBRE)! -Salí disparado escaleras arriba, pensando en lo que seguramente habría hecho-.

Al llegar arriba, vi a Kira ladrándole a la puerta del baño como una desquiciada. El sonido de un jarrón roto, ¿podría haber sido para volver a hacerlo?
Me di prisa en llegar hasta allí, no quería que fuese demasiado tarde por mi culpa...
Quité a Kira de en medio y abrí la puerta. Nada más abrirla me encontré con algo que me hizo temblar. Su mano.



 

Estaba paralizado. Los empujones de los chicos por detrás para ver qué había me hicieron despertar y entrar.
Liam: ¡CHICOS LLAMAD A UNA AMBULANCIA! -Zayn cogió su móvil y llamó al hospital. Harry estaba con él. Mientras tanto, Niall y Louis corrieron a por algo para taponar la herida y que dejase de sangrar-.

Mientras los chicos se encargaban de llamar a la ambulancia y buscar algo para cortar la hemorragia, yo me ocupé de intentar reanimarla.
Liam: -Coloqué mis brazos, uno tras su espalda para sostenerla, y otra en su rostro. Tenía la cara mojada y los ojos hinchados. Había llorado- Vamos _____ (tu nombre), abre los ojos por favor, despierta... -Le di pequeños golpes en la mejilla para probar si se despertaba-.
Louis: -Entró por la puerta y se arrodilló a mi lado- Hemos encontrado este pañuelo en su cuarto. Podemos atárselo al rededor del brazo para que le corte la circulación y sangre menos. -Le puso el pañuelo tal y como había dicho y se lo apretó bastante-.
Zayn: -Se arrodilló al lado nuestra- Chicos, la ambulancia viene de camino-.
Liam: -Recé por que llegara a tiempo- Vamos _____ (tu nombre), aguanta, por favor. -Pasé mi mano sobre su brillante cabello, mientras disimulaba mi miedo hincando incoscientemente mis dedos en su espalda-.

Tras unos interminables momentos, se oyó la sirena de la ambulancia cerca de aquí. A continuación, Harry bajó corriendo y abrió la puerta para dejarles pasar. Antes de poder parpadear, y estaban en el baño. Cogieron a _____ (tu nombre) y se la llevaron. 
Nosotros también fuimos con ellos.
Louis y yo acompañamos a _____ (tu nombre) en la parte de atrás. Mientras que Niall, Zayn y Harry se sentaron alante.
Cogí su mano y la apreté. ¿Saldrá de esta?. Noté la mirada de Louis sobre nosotros.
Louis: -Se levantó y se sentó a mi lado. Me puso una de sus manos en mi rodilla derecha y me la frotó- Saldrá adelante, no tengas duda de ello... -Me sonrió-.

En unos minutos llegamos al hospital. Abrieron la puerta de atrás y la sacaron rápidamente para ingresarla. Fuimos detrás de ella. 
La pusieron en una habitación vacía. Le hicieron unas pruebas para ver de qué grupo sanguíneo era y le trajeron sangre para reponer la que perdió. Su grupo era el AB+. Por lo que podía recibir sangre de todos los grupos.

Después de unas horas, nos dijeron que podíamos pasar para verla.
Entramos todos juntos. Verla conectada a tantas máquinas me dio escalofríos... Tomamos asiento al rededor de la cama y nos miramos unos a otros. 
¿Y si no despierta?, estoy muy preocupado...

Decidí ir a por una botella de agua. Tantos nervios acabaron secándome la boca. Necesitaba un trago.
Los chicos también se vinieron conmigo, menos Zayn, él se quedó al cargo de _____ (tu nombre). Por si despertaba. Nunca se sabe.

Fuimos hacia una máquina expendedora situada en la entrada del hospital y sacamos 4 botellas de agua fría. Al volver y mirar hacia la puerta, vimos un par de periodistas.
Niall: Chicos. En la puerta, tenemos faena hoy... -Se metió las manos en los bolsillos y respiró hondo-.
Liam: A lo mejor están aquí por otra cosa. No creo que se hayan enterado de que estamos aquí. -No le di mucha importancia. Abrí la botella de agua y fui bebiendo mientras caminaba para volver a la habitación-.
Zayn: -Apareció corriendo por uno de los pasillos- ¡CHICOS!, ¡_____ (TU NOMBRE) DESPERTÓ! -Todos nos sorprendimos y corrimos hacia la habitación de nuevo-.

Allí encontramos a _____ (tu nombre) sentada en el borde la cama. Su pelo hacía de cortina y no podíamos verle la cara, pero estaba mirándose la venda que ahora rodeaba su antebrazo. Se la oía sollozar, y en cuanto se dio cuenta de nuestra presencia, giró su cabeza poco a poco hasta que pudo mirarnos.
Tenía decenas de lágrimas saliendo de sus ojos.
Harry: Eh, ¿qué pasa _____ (tu nombre)? -Le levantó la cabeza para que pudiese mirarla a la cara, pero se resistió y la giró bruscamente-.
Tu: Ojalá nunca os hubiera conocido... -Nos echó una mirada de odio y desprecio. ¿A qué se debe ese comentario?, todos nos molestamos con ella, pero puede ser que al perder tanta sangre esté delirando. Nunca se sabe...-.
Louis: ¿A qué se debe ese comentario? -Se le notaba cabreado. Tenía su típica expresión de lobo solitario en la cara-.
Tu: A que os odio... -Louis y _____ (tu nombre), se estaban batiendo en un duelo de miradas. No entendí su actitud. Tan amigos antes, y de repente nos odia. ¿Qué motivos tiene?. Se los sacaremos-.


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hola a todas mis lectoras c:
Aquí os dejo el capítulo 15. Espero que os guste.
Viereis. En la mayoría de los casos, Harry suele ser el favorito para las novelas, yo supongo que es por que es un "chico malo", pero no estoy segura.
Como Liam es el "chico bueno", en todas las que me estoy leyendo, queda de los últimos en las votaciones. Por eso, aunque sea un "chico bueno", en esta novela, le daré un carácter de "chico malo".
Por lo que también lo haré un poco pervertido, pero sin dejar de lado su lado bueno.
Espero haberme expresado bien.
¡Un beso!
No olviden comentar y suscribirse :3