6 ago. 2013

Capítulo 16: Mi Angel De La Guarda

Quiero morir




Tu: A que os odio... -Louis y _____ (tu nombre), se estaban batiendo en un duelo de miradas. No entendí su actitud. Tan amigos antes, y de repente nos odia. ¿Qué motivos tiene?. Se los sacaremos-. 
Niall: ¿Y a qué se debe ese odio? -Se paró al lado de Harry y ambos la miraron mal-.
Tu: ¿Que a qué?, quise hacer lo que hice por mis propios motivos, y no quise en ningún momento que me salvarais. -Se cruzó de brazos y giró la cabeza para mirar por la ventana-.
Liam: Chicos, ¿me podéis dejar un momento con ella a solas? -Harry, Zayn y Niall asintieron. Pero Louis apartó su mirada de desprecio y se fue dándole la espalda arrogante-.

Una vez a solas, giré una de las sillas de la habitación y la puse mirando hacia _____ (tu nombre). Me senté despacio. Me eché hacia delante, apoyé mis codos sobre mis piernas y entrelacé mis manos.
Tu: ¿Por qué no te vas con ellos y me dejas en paz? -Seguía sin mirarme-.
Liam: -Intenté no darle mucha importancia a su comentario- ¿Te acuerdas cuando estuvimos en el baño, cuando descubrí los cortes? -Hubo silencio- Me dijiste; "No, no me mal interpretes. Solo son cortes, poco profundos, que me hice para quitarme a Eric de la cabeza, no intenté nada estúpido, ¿vale?" -Se recostó en la cama. Estaba incómoda con esta situación- Pues ahora, no has intentado algo estúpido. Lo has hecho.
Tu: Es distinto. No son las mismas razones... -Esta vez si me miró, y no me agradó el cómo lo hizo-.
Liam: Pero fuese por lo que fuese, te llevó a hacer lo mismo... -La miré comprensivo- Escucha, el suicidio no es una solución para tus problemas, solo es un problema más.
Tu: Pues no veo el por qué es un problemas más si no volvería a despertar. Igualmente, los problemas que tengo no se pueden solucionar ya. -Me miró molesta. Veo que no lo está entendiendo-.
Liam: No sería un problema para ti, pero, ¿has pensado en los demás?, ¿cómo afectaría tu muerte a las personas que te quieren?. Tu misma acabas de decir que tus problemas no tienen solución. ¿Por qué le pusiste a esos problemas, una tapadera que no te llevaría a ningún lado? -Su cara cambió de repente. Ahora parece que si lo entendió-.
Tu: -Suspiró- ¿Y qué si fuese así?, no me queda nadie... -Su voz comenzó a sonar temblorosa-.
Liam: Estás siendo egoísta, ¿por qué te niegas a aceptarnos?, somos tus amigos, y por lo tanto, si que nos afectaría, más de lo que tu te piensas... -Me miró emocionada-.
Tu: -Se quedó callada unos instantes- Gracias... -Sonreí-.

Me levanté de la silla y salí de la habitación, pero antes, me volví.
Tu: ¿Dónde vas? -Me miró extrañada-.
Liam: Voy a hablar con el médico para ver cuándo te dan el alta. ¿Te importa si me escapo un rato? -Sonreí-.
Tu: -Me devolvió la sonrisa- Claro que no.

Narras tu

Después de la charla con Liam, me sentía mucho mejor, le dije lo que pensaba en ese momento, y tenía razón, no merece la pena quitarse la vida para olvidarse de tus problemas. No voy a ser cobarde y voy a afrontarlos. 
Entraron los chicos por la puerta, pero no vi a Liam.
Louis: ¿Te has calmado ya? -No voy a contestar. Se me da muy mal pedir disculpas, principalmente porque no me gusta-.
Harry: -Al rato rato, seguía sin responder- ¿_____ (tu nombre), estas con nosotros o te has ido? -Apreté mis manos, haciendo que la sabana que había debajo de ellas se arrugase-.
Tu: -Aparté mi mirada para que no me notasen mejor- Chicos, no tengo muchas ganas de hablar. ¿Podéis dejarme? -Soné indecisa, pero no sabía cómo decirlo...-.
Louis: Claro, al menos has sido amable... -Volvió a darme la espalda con orgullo y salió al pasillo. ¿Tan mal lo estoy haciendo como para que me de la espalda de esa manera?-.
Tu: -Les miré triste- Yo... -Iba a pedir disculpas, pero no me atrevo. Por lo que me metí en la cama y me acurruqué, ignorando todos aquellos cables que me limitaban los movimientos-.
El recuerdo de mi madre vino a mi cabeza cuando los chicos salieron, y esa frase que siempre me decía cuando me ocurría algo "no dejes que tu vida se hunda, debes sonreír a pesar de los problemas"... Cuánta razón...

Dos voces cercanas a la puerta de mi habitación me sacaron de mis pensamientos melancólicos. A juzgar por el tono, averigüe que uno de ellos era Liam, el otro en cambio no lo reconocí. Como antes me dijo que hablaría con el médico, supuse que sería él.
Abrieron la puerta y entró Liam. Se sentó en el borde de mi cama y me miró de una forma tierna, lo que hizo que me ruborizase.
Liam: Hablé con el médico. Dice que mañana, depende de cómo te encuentres, te darán el alta. -Sonrió ampliamente-.
Tu: -Sonreí también- Gracias por haceros cargo de mí. -Miré el reloj de la pared- Es de madrugada, iros y descansad un poco...
Liam: No, nos quedaremos aquí, contigo. -Bostezó y se recostó en la silla situada en la otra punta de el cuarto-.
Tu: -No. Estas sillas son de lo más incómodo que encontrarás en la faz de la Tierra. Y 1º; no quiero que tengas un terrible dolor de espalda para mañana. Y 2º; tampoco quiero que tengas ojeras por culpa de la falta de sueño. Vete a casa y descansa. -Señalé la puerta bruscamente mientras le miraba-.

Se levantó con remolonamente y se acercó a la cama para despedirse de mí. Me dio un beso en la mejilla y antes de coger su móvil me volvió a mirar.
Liam: Procura no hacer ninguna estupidez mientras no estamos aquí, ¿vale?. -Asentí. Antes de cerrar la puerta, pude ver la mitad de su cara por la pequeña abertura que dejó la puerta antes de cerrarse por completo-.

Me quedé completamente sola y en silencio. ¿Qué hago?, ¿pienso o duermo?. Haré las dos cosas.
Estuve pensando y recapacitando sobre mi comportamiento con los chicos hoy. Ahora que Liam me hizo entrar en razón, me doy cuenta de que no estuvo bien, pero como ya dije, no se me da bien pedir disculpas, y no sé cómo me las voy a apañar para hacerlo...
Mañana se supone que regresaba a casa, y no me apetecía regresar "zombie". Mientras pensaba, si querer se me cerraron los párpados y acabé sumida en un profundo sueño.

A la mañana siguiente

Unos meneos me sacaron de mi precioso sueño. Entreabrí mis ojos y vi un chico rubio con otro con un tupé moreno enfrente suya. ¿Niall y Zayn?
Niall: _____ (tu nombre), el médico dice que puedes volver a casa. Ya te dieron el alta. -Seguía moviéndome de un lado para otro. Odio que me hagan eso por las mañanas...-.
Zayn: Te hemos traído ropa limpia. Cambiarte y vámonos. -Me incorporó a la fuerza tirando de mis brazos y sin ganas lo hice sin rechistar-.
Tu: -Me levanté. Un médico había venido a quitarme los cables que me conectaban a las diversas máquinas y pisé torpemente el suelo- ¿Qué me habéis traído de ropa?
Louis: Ahí tienes la bolsa. Cambiarte rápido. -Salieron de la habitación y cerraron la puerta para dejarme un poco de intimidad-.
Abrí la bolsa y lo saqué todo.



Dentro también había ropa interior limpia. ¿Miraron en mis cajones de ropa interior?. Me avergoncé solo de pensar en ello.
Me cambié rápidamente y abrí la puerta para reunirme con los chicos. No estaban en el pasillo, y me puse a buscarlos por pasillos de la misma planta y de plantas por debajo de la mía.
Después de un rato buscando, me rendí. "A la mierda, me voy yo sola" - pensé.
Al llegar a la entrada, los encontré en la máquina dispensadora. Ahí me entró el tic.
Harry: Te sientan bien los vaqueros y la camisa -Me sonrojé ante su comentario. ¿Qué me pasa últimamente?. Me sonrojo por nada-.
Liam: ¿Qué estabas haciendo?, llevas una hora cambiándote. -Mi expresión cambió a una de "pocker face"-.
Tu: Si no os hubierais movido del pasillo, ya habríamos llegado a casa. Pero he tenido que buscaros por todo el hospital...
Louis: Neh. Da igual. Vámonos rápido que los periodistas siguen llegando. A este paso no podremos salir de aquí... -Su mirada preocupada se giró hacia la enorme puerta de cristal de la entrada-.

Comenzamos a andar para salir del hospital. Pero nada más salí, una avalancha de periodistas se abalanzaron contra nosotros. Louis y Zayn hacía un camino por donde no lo había y mientras Harry me cogía del brazo y tiraba fuerte para que no me quedase atrás.
Muchos de los presentes vieron que no pintaba nada con ellos, aquí.
P1: - Se dirigió a Harry- ¿Es esta chica tu novia? -Harry no contestaba-.
P2: ¿Quién es esta chica Harry?
P3: -Se dirigió a mí- ¿Estás saliendo con Harry Styles? -Obvio, si no contesta uno, tendrá que contestar otro. Pero imité a Harry y tampoco hablé-.

Después de una carrera algo larga para refugiarnos en mi casa de tantos flashes, cerramos la puerta y apoyé en la pared para descansar un poco.
Zayn: ¿Te has cansado?, si no hemos corrido a penas nada... -Le miré mal-
Tu: Si, me he cansado. No estoy acostumbrada a hacer ejercicio como otras personas a las que no voy a señalar... -Le señalé a los 5 disimuladamente, a lo que ellos rieron-.

Levanté la cabeza una vez que recuperé el aliento y vi unas cuantas rosas asomando por el respaldo del sillón. Me acerqué despacio y vi aún más rosas.
Tu: ¿Y esto? -Me di media vuelta y señalé el ramo de más de 50 rosas que había en el sillón, mientras miraba a los chicos-.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaaa c:
Tardé mucho en subir el 16, pero he tenido pocas ganas estos días y he estado sumergida en un libro, que la verdad, me ha dado varias ideas.
Pues nada. No se cuando subiré el 17, pero de momento disfrutad del 16.
No olvidéis comentar y suscribiros.
Un besoteeee <3

1 comentario: