12 ago. 2013

Capítulo 17: Adiós

Me siento muy estúpida por seguir queriéndote



Tu: ¿Y esto? -Me di media vuelta y señalé el ramo de más de 50 rosas que había en el mientras miraba a los chicos-.
Harry: Ni idea. Esta mañana cuando vinimos a por tu ropa nos lo encontramos en el suelo, en frente de la puerta. -Se encogió de hombros-.

Examiné con atención el ramo. Había rosas rojas haciendo un círculo y rosas blancas en el centro haciendo la forma de un corazón. Dentro de ellas había una pequeña carta en color crema con letras clásica que ponía:

_____ (tu nombre), lo siento mucho, de verdad, perdóname. No quería hacerte esto. Dame otra oportunidad. Si hace falta, te lo pediré de rodillas, pero, te lo suplico. Me importas mucho.
Eric XX.

Me quedé sin palabras, ¿no le quedó claro la última vez que se olvidase de mi?. La verdad, a mi tampoco se me hizo fácil. Por mucho daño que me haya hecho, aún le sigo queriendo... Es la primera vez que siento algo tan profundo por alguien, sea flechazo o no, pero todo el mundo dice, que la primera vez es la más difícil de olvidar... Ah, ahora sé que tienen razón...

Pestañeé un par de veces seguidas en dirección a los chicos y me apresuré a coger las rosas para llevarlas a mi cuarto.
Una vez allí, las dejé en la cama y busqué por la zona un jarrón lo suficientemente grande para que cupiesen todas. No encontré ninguno y tuve que bajar.
Louis: ¿Qué vas a hacer con esas rosas? -Se apoyó en la -algo sucia- isla en el centro de la cocina y me siguió con la mirada-.
Tu: Pues dejarlas que se marchiten no. Sean de Eric o no, me las quedo. Las pondré en un jarrón y las dejaré en mi cuarto. -Mientras informaba a Louis, encontré un gran jarrón de color gris apagado y lo llené de agua del fregadero-.
Louis me ayudó a subir el jarrón y lo dejé al lado de mi escritorio, justo debajo de la ventana, así por la mañana haría una delicada sombra con los primeros rayos de sol.

El jarrón tenía polvo y fui al baño a quitármelo de las manos.
Al entrar vi un charco de sangre en el marmolado suelo y ello provocó que me diese un pequeño mareo. 
Louis: -Oí sus pasos por el pasillo- Enseñame cómo han quedado las rosas. -Me vio apoyada en el marco de la puerta y se quedó un momento en silencio- Ey, ¿qué pasa?
Tu: -Me froté los ojos- Me mareé al ver eso... -Señalé el charco en el suelo-.
Louis: -Me sujetó- Pues es tuya, de hace unas horas. -Me sonrió. Ya me encontraba mejor al haberme acostumbrado a ver la sangre-.

Una vez que me recuperé, Louis se fue, y yo con cuidado, salté el charco y me coloqué en frente del lavabo para lavarme las manos, ahora cubiertas de polvo.
Cuando acabé, bajé a la cocina a por la fregona. Y me encontré a Zayn y Liam en la isla comiendo chocolate.
Zayn: ¿Dónde vas? -Le pegó un mordisco a su onza de chocolate-.
Tu: A por la fregona. Voy a limpiar el charco de sangre que hay en el baño de arriba. -La cogí y la llené de agua-.
Liam: Sobre eso, hemos tomado una decisión. Luego te decimos lo que haremos. -Antes de salir por la puerta, me quedé mirándolos de forma rara-.
Tu: Vale. -Alargué la 'a' para sonar más indecisa de lo que estaba ya-.

Salí y con cuidado de no derramar agua por las escaleras llegué hasta el baño. Dejé el cubo con agua en la puerta y empecé a recoger con algo de asco. Mientras lo hacía, pensé en la decisión que habían tomado. ¿Qué podría ser?, ¿será que se van a ir?, ¿no quieren más cuentas conmigo?, no, imposible, somos buenos amigos, no pueden abandonarme ahora, así...
"Vale _____ (tu nombre), deja de montarte historias y espera a que te digan que es lo que han decidido, si te montas historias tu sola, acabaras por deprimirte de nuevo..." , mi subconsciente, después de varios días sin dar señales de vida, despertó y me dijo algo inteligente por primera vez en mucho tiempo.

Después de algunos minutos fregando el rojo suelo, acabé y tiré el agua sucia por el bater. Bajé sin pisar lo mojado y en un rincón de la cocina dejé el cubo. Allí estaban todos, mirándome atentamente. Me sentía algo incómoda, pero intenté disimularlo un poco mirándolos con cara de despreocupación.
Me senté en una de las sillas que rodeaban la isla y automáticamente dejaron de mirarme.
Niall: _____ (tu nombre) -Hizo una pausa- Lo que hiciste, fue una tremenda locura. -Me miró con esos preciosos ojos azules. Ya con su mirada estaba perdida. Tía, ¡despierta y presta atención!, mi subconsciente me gritaba-.
Liam: -Desvié mi mirada hacia él- Por eso, hemos decidido que dos de nosotros se vendrán a vivir aquí, contigo. -Mi cara se volvió inexpresiva. Levanté una ceja y miré la tableta de chocolate que había en el centro de la mesa-.
Tu: ¡¿AH?! -Me levanté bruscamente de la mesa algo indignada. ¿No confían en mí?- ¡De eso ni hablar!
Harry: ¿Por qué no? -Me miró dramáticamente-.
Liam: -Se levantó y me susurró al oído- _____ (tu nombre), ¿te olvidaste de que aún puedo contar que te hiciste cortes antes de suicidarte?. Creeme que eso les molestará y se enfadarán contigo. Tengo claro que no me puedo fiar de ti, por lo que o acepta a tener a dos de nosotros o lo cuento. -Se separó de mí despacio y se plantó mirándome como si nada. ¿Eso era una amenaza?-.
Tu: -No quiero que se salga con la suya, pero tampoco quiero que se enfaden, por lo que tuve que aceptar- ¿Y quién se quedará? -Miré a Liam con mala cara, a lo que él se rió de forma pícara-.
Zayn: -Mis pensamientos siniestros hacia Liam se vieron interrumpidos por Zayn- Pues pensamos que Harry y Niall estarían bien. -Niall vale, pero Harry... Me puede contagiar su mente pervertida... Osea, me cae genial, pero, para ser honesta, me da miedo...-.
Tu: -Rodeé los ojos con pesadez y me fui- ¡Si me necesitáis estaré en mi cuarto! -Subí rápidamente las escaleras y me encerré en mi cuarto-.

Me tumbé bocabajo en la cama y encendí mi portátil. Me metí en twitter y tras varios intentos para acceder, -tuve problemas con la contraseña- logré ver mi perfil. Mi mirada se fijó en el apartado "conecta" y vi un montón de tweets mencionándome. Todos con insultos y amenazas hacia mí...
¿Qué hice ahora?, ayer todo vacío y ahora me encuentro con dos mil tweets de odio, de gente que ni siquiera conozco... Me paré un rato a reflexionar, y caí. Al salir del hospital, los periodistas... esto es un malentendido...

Apagué el portátil y me llevé las manos a la cara. Esta situación me viene muy grande. Me paro demasiado en esto. ¿Debería de darle menos importancia? o ¿olvidarme de este asunto?

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaa c:
Ya sé, casi una semana sin subir. En principio iba a subir el Sábado, pero pasé el fin de semana con mi prima y se me hizo imposible. Por lo que lo terminé ayer tarde y esperé a hoy para publicarlo.
Ojalá lo disfruten leyendo como yo lo hago escribiendo.
El 18, tampoco sé para cuando estará, espero escribirlo pronto, pero solo de pensar que aquí las clases empiezan el 16 de Septiembre (creo), me deprime, y aprovecho el día para hacer el vago, porque dentro de un mes no podré... :(
Bueno, un beso y adiós :)
No olvidéis comentar y suscribiros. Una cosa, ¿os gustó la canción?, es de mis favoritas :')

2 comentarios:

  1. Bello como tu(aunque no te conozcio pero se que eres bella todas las mujeres lo son) y nada todo bn bonito aw Niall y Harry viviendo con
    rayita eso se torna un poco Loco con Harry pervertido Styles haha:)

    ResponderEliminar