22 jul. 2013

Capítulo 12: Sadness And Sorrow

A veces, yo solo quiero desaparecer





Harry: ¿Qué te pasa _____ (tu nombre)? -Nada más acabar la frase, lo abracé. Estaba viendo lo que menos quería-.
Era Eric, y estaba con otra chica. Me vinieron a la cabeza las palabras que aquel día me dijo...

--------------------------------------------Flashback-----------------------------------------------------
Eric: Nos puedes diferenciar por el estilo del pelo. El lo lleva en una pequeña cresta y yo tengo melena.
Tu: Tomo nota -sonreí-.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Tu: -Señalé la dirección en la que estaba Eric y Harry siguió mi dedo con la mirada hasta mirar hacia donde yo lo hacía- Eric... -Tras decir su nombre, Eric besó a la chica que tenía a su lado-.
Harry: -Tras ver lo que le señalé, cambió repentinamente de comprensivo a cabreado- Te lo dije...
Tu: -Volví a abrazar sus caderas como si no hubiese un mañana y hundí mi cabeza en su pecho- Lo siento, de verdad, tendría que haberte hecho caso. Por favor perdóname. -Volví a llorar-.
Él, simplemente me abrazó y me consoló. No dijo nada. Porque lo que me tenía que decir, me lo dijo con antelación, y no supe escucharle...
Tu: ¿Te importa si volvemos a casa?, se me quitó el hambre... -Comencé a caminar en dirección contraria donde Eric estaba y Harry me siguió-.

Harry se ofreció voluntario para llevar mi maleta, por lo que yo llevé a Kira.
Durante el camino, no hablaba nadie. Solo se oían mis gemidos. También notaba la mirada de Harry, aunque no sabía con qué cara me miraba. Ahora eso no me preocupaba mucho, estaba demasiado ocupada pensando en lo que hace unos instantes vi.

Al llegar a casa, Harry abrió la puerta y me acompañó hasta mi cuarto para dejar la maleta. Kira dormiría conmigo, así que, también se quedó allí. Me tumbé en la cama y coloqué mi cuerpo en forma de cruz. Quise disimular mi llanto para fingir que estaba mejor y que Harry se fuese para estar sola. Pero no fui capaz.
Harry: Oye, ¿quieres que me quede esta noche contigo? -Se sentó al lado de mis piernas y me miró-.
Tu: No hace falta, pero gracias... -Fingí una tímida sonrisa-.
Harry: Como quieras. -Puso su mano en una de mis caderas y la apretó- Que descanses. -Me dio un beso en la mejilla y se fue, cerrando la puerta suavemente-.

Después de oír la puerta de la entrada cerrarse, comencé a llorar como una histérica. Ello hizo que Kira se subiese a mi cama y se recostase en mí. La abracé y apoyé mi cabeza sobre la suya. Me vino la dura imagen del beso a la cabeza y apreté mis manos, haciendo que Kira ladrase y se fuese del cuarto.
La seguí con la mirada y me acosté de lado, abrazando mis piernas. Volvió la imagen del beso y escondí mi cabeza entre mi pecho y mis piernas, haciendo que apretase los párpados, deseando que todo eso fuese un sueño. Pero no lo era, y debía de olvidarme de él, fuese como fuese.

Me levanté de la cama, aún con mis ojos derramando lágrimas que se abrían paso entre mi piel para acabar goteando y cayendo al suelo, y busqué en mi estuche un sacapuntas. Lo encontré y me ayudé de mi uña para desatornillar la pequeña navaja que venía con él.
Una vez la saqué, volví a la cama y crucé mis piernas. Estuve por un rato observando mis muñecas, y sin pensármelo dos veces, corté de derecha a izquierda, haciendo que sangrara un poco. No me mal interpreten, no pienso en suicidarme, solo quiero ocupar mi cabeza con algo que no sea Eric, y esto es lo que se me ha ocurrido primero. Continué cortando toda la muñeca, hasta que no cupiesen más cortes. Sangraban un rato, pero la propia sangre se secaba y hacía que parase de sangrar.
Tras terminar de cortar, observé mi muñeca. Había hecho un buen trabajo, ya mi cabeza estaba ocupada por dolor y tristeza, y no pensaba en él...


Antes de que me diese cuenta, amaneció. Me levanté de la cama y abrí las cortinas. Observé el alba,
un precioso amanecer. Mientras miraba por la ventana, vi figuras moverse por la calle. ¿Los chicos?. Mierda. ¿Y ahora cómo me escondo los cortes?. Cuando los hice, no pensé en esto.
Corrí al armario a por algo de ropa para estar por casa y me fui a la ducha:


Mientras me duchaba, oí la puerta de la entrada abrirse. ¿Cómo han conseguido abrir la puerta?, da igual, ya hablaré con ellos.
****: ¡____ (tu nombre)! -Alguien me gritó desde la planta de abajo y no dudé en responderle-.
Tu: ¡Voy!, ¡estoy en la ducha! -Tras acabar, la voz que venía de abajo se calló, y yo seguí a lo mío-.
Iba con tanta prisa, que sin querer me pasé la esponja por los cortes y volvieron a abrirse. Terminé y salí de la ducha. Cogí un trozo de papel y empecé a limpiar hasta que se volvió a cortar.
Una vez en mi cuarto, dejé el papel en la cama, junto a la cuchilla y salí. Antes de salir, Kira entró y me asusté. Se subió en la cama y se quedó allí acostada.
Bajé rápidamente al salón para recibirlos.

Zayn: Buenos días _____ (tu nombre). ¿Cómo estás de lo de ayer? -Mi cara se quedó en estado pensativo. ¿Harry se lo contó?-.
Tu: Em... Si, estoy mejor. Gracias por preguntar. -Le dí un beso a cada uno y los invité a la cocina- ¿Tenéis hambre?
Niall: Mucha. -Hizo un gesto exagerado con la cara y reí-.
Tu: Solo tengo café. Tengo que hacer la compra hoy. -Todos asintieron para decir que querían café y lo preparé-.

Se sentaron en la mesa y siguieron con los ojos los viajes que daba a la mesa para darle las tazas.
Liam: Oye, Harry nos dijo que te trajiste un perro de _____ (tu ciudad), ¿podemos verlo? -Asentí-.
Tu: Claro. Ve a por ella, está en mi cuarto. -Se levantó sonriente y se fue escaleras arriba a buscar a Kira-.

Narra Liam

Subí las escaleras en busca de lo que quería ver, y al entrar en el cuarto de _____ (tu nombre), vi un precioso perro de pelaje blanco y cola rizada. Por su aspecto deduje que era un Samoyedo. Me acerqué a el y le acaricié. Me encantan los perros. Al invitar al perro a que bajase de la cama y saliese de la habitación, vi un papel teñido de rojo, me llamó la atención y lo cogí. Cuando tocó mi mano, dejó espesas manchas rojas en ella. ¿Sangre?. Desvié mi mirada de nuevo hacia donde estaba el papel y visualicé una pequeña navaja. A juzgar por su tamaño, era de un sacapuntas -una sacapuntas *-*-. Si es sangre y hay una navaja... ¿Se intentó suicidar?. Me asusté bastante. ¿Por qué lo hizo?. Ahora me cabreé, y estaba dispuesto a que me dijese el por qué lo hizo. Sea como sea, la haré cantar...

Bajé las escaleras hasta llegar a la cocina. Allí estaban los chicos y _____ (tu nombre), a ella la miré con desprecio, cuando se percató de ello, me miró con cara de no entender nada.
Liam: _____ (tu nombre), ¿puedo hablar contigo un momento a solas? -Los chicos nos miraron a uno, y luego a otro. Ella no despegó sus ojos de los míos. Parece que se va dando cuenta de por dónde van los tiros-.
Tu: Claro... -Se mostró dudosa. Dejó la taza de su café despacio y salió de la cocina dispuesta a seguirme-.
Nos fuimos al baño de arriba y cerré la puerta. Al darme la vuelta, la vi mirándome con cara extraña.
Liam: -Me saqué el pañuelo bañado en sangre del bolsillo y se lo mostré- ¿Me explicas? -Primero miró el pañuelo y luego me miró a mí. Estaba asustada-.
Tras mirarme, hizo un movimiento rápido para abrir la puerta. Cuando cogió el pomo, le di un golpe a la puerta con mi mano y la presioné para evitar que la abriese.
Liam: Tu de aquí no te vas hasta que me expliques. -La empujé y la coloqué contra la pared. Puse mis brazos, cada uno a cada lado de su cuello y los junté, dejando el mínimo espacio posible para evitar que se colase entre ellos, y me acerqué a ella, me di cuenta de que la puse muy nerviosa, ya que comenzó a respirar más fuerte- Vale, ahora me vas a contar lo que has hecho.
Tu: -Me miraba fijamente a los ojos- Yo... -Noté cómo se escondía un brazo detrás de la espalda-.
Liam: -Quité mis brazos de su posición y me dirigí a cogerle el brazo que escondió. Pero otra vez, aprovechando que no estaban mis brazos, intentó escapar. Y como no pienso dejarla ir hasta que me cuente, la atrapé con mis brazos, inmovilizándola, como la vez en la que le hicimos cosquillas. Intentaba librarse de ellos, pero apliqué un método-. Cuánto más intentes escapar, más voy a apretar... -Tras decir eso, se estuvo quieta, pero seguía estando nerviosa. Más que antes-.
Tu: Por favor Liam, déjame en paz... -La oí sollozar. Sin soltarla, le cogí el brazo que anteriormente intentó esconder y le remangué la manga de la camiseta que llevaba puesta-.
Liam: -Lo que vi al levantar la manga, me dejó boquiabierto. Estaba en lo cierto. Se intentó suicidar...-. ¿Te has intentado cortar las venas? -No respondía, solo lloraba. No pude aguantar la situación, y los nervios me dominaron-. ¡Contesta!
Tu: No, no me mal interpretes. Solo son cortes, poco profundos, que me hice para quitarme a Eric de la cabeza, no intenté nada estúpido, ¿vale? -Las palabras que me dijo me hicieron pensar, e involuntariamemte, apreté mi mano, haciendo que ella gritase de dolor-.
Tu: -Sus gritos me sacaron de mis pensamientos e hicieron que la soltase. Nada más hacerlo se llevó una mano a las heridas y se las presionó, mientras que la mano del brazo, en el cual tenía los cortes, la cerró y la apretó. Ahogó un grito- Gracias... -Abrí la puerta cabreado y me dispuse a bajar a la cocina a desayunar tranquilamente- Liam. -Volteé la cabeza hacia ella- Por favor, no le digas nada de esto a los chicos. Te lo suplico. -Me miró aterrorizada-.
Liam: -Le miré con desprecio- Me lo pensaré... -Cerré la puerta del baño de un portazo y me bajé-.

Narras tu

Estaba aterrorizada, si Liam llega a decirlo... Me da miedo la reacción de los chicos. Y sinceramente, no sabía que Liam tuviese ese carácter...
Me levanté del suelo y abrí el grifo para mojarme un poco la cara y disimular un poco las lágrimas y los ojos hinchados. También me limpié los cortes, los brazos de Liam son muy fuertes, y cuando me cogió la muñeca, de la presión que hizo, los cortes volvieron a abrirse. Me bajé la manga y volví a la cocina. Una vez allí, me senté. Los cinco me miraban extrañados, menos Liam, él me mirada desconfiado. Agaché la cabeza y volví a beber de mi ya frío café.
Louis: ¿De qué habéis hablado? -Me miró-.
Tu: Si nos hemos ido de aquí para hablar, será porque no queremos que os enteréis, ¿no te parece? -Mi voz sonaba temblorosa. ¿Estaré disimulando bien?-.
Liam: Chicos, tengo algo que deciros. -¿Qué?. Dios, por favor no lo hagas Liam, cállate. Te dije que no contaras nada-.
Liam: -Me miró intimidante- Es sobre ______ (tu nombre). -Dios. Lo va a hacer...-.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaaa c:
Bueno, estos días he estado trabajando en el 12. Se me borró, y tuve que escribirlo 2 veces, pero como no me acordaba de lo que puse la vez anterior, cambié algunas cosas y ahora creo que quedó mejor que antes.
Bueno, me voy dentro de unas horas, así que espero que lo disfrutéis.
Ya sabéis que vengo el viernes. Cuando vuelva puede que suba 2-3 capítulos.
No olvidéis comentar/suscribiros :)

3 comentarios:

  1. ME ENCANTA TU NOVELA!! Espero que subas pronto el proximo capitulo, porque me quede con la duda...

    ResponderEliminar
  2. Ahh si. Lo que daria porque los chicos se preocuparan por mi ay rayiz yy liam es un amoor siguela me encanta<3 by:samantha

    ResponderEliminar
  3. No puedo esperar para saber que va a decir Liam aww que intriga<3

    ResponderEliminar