14 abr. 2014

Capítulo 35: Guilty Feeling.

Me gustaría alguien que se ponga celoso y protectivo pero que todavía confíe en mí.


Narra Liam

Los rayos de sol que entraban por una rendija de la puerta desde la habitación de Zayn me acertaban de lleno justo en los ojos, lo que hizo que me girase y perdiese el sueño. Me restriego la mano por la cara y me siento en el colchón. Suspiro y me levanto. 
Me asomo a las demás habitaciones y Louis y Zayn aún siguen roncando. Me bajo a la cocina y me sirvo un cuenco de cereales y un zumo de naranja. Al acabar, subo al cuarto de baño a darme un ducha.Cuando estoy dentro con la mampara cerrada, oigo la puerta abrirse y distingo a alguien moverse a través de la sala -la mampara no es de cristal, es de plástico, por lo que no se transparenta nada-.
Liam: ¿Eres tú Louis? -Pregunto-.
Louis: Sí, soy yo -responde-.
Laim: ¿Zayn sigue dormido? -Oigo un "aha" salir de sus pulmones. Suspiro- ¿Le puedes despertar ya? Tenemos la entrevista dentro de una hora y media, a este ritmo llegamos tarde -hago una pausa-, otra vez...
Louis: Voy -me contesta con tono juguetón-.

Salgo de la ducha y me envuelvo de la cintura para abajo en una toalla. Salgo del cuarto y Zayn entra como una bala, con ojeras y aspecto agotado. A sus espaldas se acerca Louis.
Liam: No le veo buena cara esta mañana...
Louis: Ya yo tampoco, creo que se pasó toda la noche pensando en Perrie, ya sabes, han cortado. -Me sorprendo cuando acaba de hablar-.
Liam: ¿Cómo que han cortado? ¿Qué ha pasado? -Pregunto intrigado-.
Louis: Tienes un don. Siempre eres el último en enterarte de todo -le echo una sonrisa vacilona, a lo que él ríe- Cuando Zayn acompañó a Sam a casa, parece ser que en el beso de la despedida, le dejó la marca en la mejilla, y cuando vio a Perrie, se temió otra cosa...
Liam: Oh... ¿Y no le explicó?
Louis: Según él sí, pero parece que no le creyó -los dos nos quedamos callados un rato-. Será mejor que sigas preparándote, vas a llegar tarde -me esquiva y se va-.

Continúo andando hasta mi cuarto donde cierro la puerta con pestillo y comienzo a vestirme. Me pongo unos jeans negros, una camiseta blanca y una camisa verde clara a cuadros encima. Para completar unas vans blancas. Bajo al salón y me siento en el sofá a esperar a Zayn, enciendo la tele para que la espera se haga más corta.
Zayn: Liam -miro hacia atrás y veo a Zayn arreglado y bien peinado-. ¿Vamos? -Asiento. Apago la tele y salimos los dos solos-.
Una vez entramos en el coche, nos pusimos en marcha, y cuando todo quedó en silencio, hablé.
Liam: No me dijiste lo que pasó con Perrie... -Oigo un suspiro-.
Zayn: Lo sé... -Me mira y hago un gesto para pedir explicaciones- No llegué bien a casa. Estuve con la cabeza en otros asuntos y cuando me acordé de decírselo a Louis no estabas presente. Luego se me olvidó. -Entrecierro los ojos-.
Liam: ¿Pensando en qué?
Zayn: Vamos a pensar. Acababa de cortar con Perrie, ¿pensaba en comer? -Pongo los ojos en blanco-.
Liam: Ja ja ja. Muy claro. -Él ríe y seguimos el camino hacia el programa-.

Llegamos y en la puerta está Niall hablando con Paul y con una chica que creo que es la estilista. Nos bajamos y saludamos con una mano, entramos todos y lo siguiente es una habitación llena de espejos, luces y maquillaje. Apuesto que _____ (tu nombre) moriría por estar aquí... Nos sentamos en una silla y varias chicas comenzaron a esparcir maquillaje por toda nuestra cara. Cuarenta y cinco minutos después estamos listos para pasar al plató. [...]
Decenas de aplausos y luces nos invitan a pasar al plató y una mujer y un hombre nos miran falsamente alegres.
****: ¡Hola! Bienvenidos a "Blue Morning". Yo soy Mary y él es Marcus. ¿Cómo estáis? -Nos pregunta la chica rubia de la derecha con una serie de papeles en la mano. Nos acercamos y les damos un par de besos a cada uno-.
Niall: Bastante cansados, pero por lo general bien -ríe-. ¿Y vosotros?
Marcus: Se puede decir -comienza-, que vamos por el mismo camino -ordena sus papeles con golpecitos en la mesa-. Y decidme, ¿qué críticas esperáis sobre vuestro nuevo álbum? La fecha de lanzamiento es dentro de tres días y la gente que ha tenido la suerte de escucharlo, ha dado comentarios positivos sobre él.
Zayn: Bueno creemos que a las fans les va a gustar porque tiene un sonido más nuevo respecto al anterior, tiene mezclas entre pop y rock. -Los entrevistadores asienten-.
Liam: Podemos adelantar que uno de las canciones se titulará "Loved You First" y estamos realizando el primer videoclip -las chicas que hay en los asientos del plató comienzan a aplaudir y chillar. Un cámara las calla levantando y bajando los brazos-. Estamos bastante ilusionados y satisfechos con nuestro trabajo.
Mary: Genial, y ahora, dejando los temas laborales a un lado. ¿Podemos pasar a algunos detalles personales? -Resoplo en silencio-.

Básicamente en programas de entrevistas como este, preguntan sobre nuestro trabajo por quedar bien. Donde de verdad quieren cavar en en nuestras vidas, quieren hacer lo posible por sacar a la luz cosas que nosotros no queremos y por la presión, acabamos cediendo. Pero no podemos decir que no y tenemos que responder cosas íntimas con una sonrisa.
Una foto de Perrie sale en una pantalla y noto como Zayn agacha la cabeza.
Marcus: Hay fuentes que afirman que habéis roto, ¿es eso cierto? -Zayn asiente sin mirar a ninguno, y adivino que será por temor a que se le escape alguna lágrima- ¿Puedes explicarnos que pasó exactamente?
Zayn: Sucedieron cosas que no debo contar.
Marcus: ¿No nos puedes aclarar al menos que pasó para la ruptura sin mencionar a nadie? -Zayn niega- Bueno pues entonces pasemos a otro tema, ¿Mary?
La imagen de Perrie se sustituye por una de _____ (tu nombre) el día que salimos del hospital cuando intentó suicidarse. El corazón se me para y mis manos empiezan a sudar.

Narras tú.

Cuando me levanté, Niall ya se había ido y solo quedábamos Harry y yo. Mientras él ponía la tele y acomodaba el sillón, yo preparaba unas tostadas y un café en cinco minutos. Lo sirvo todo en una bandeja y me llevo al comedor. La tele queda en mi campo de visión y en ella veo una imagen mía con la ropa y la venda del día que salí del hospital. Acelero, dejo las cosas en la mesa y me siento junto a Harry.
Tu: ¿Por qué hay una foto mía en la tele? -Harry me mira un momento y después de resoplar varias veces decide responder a mi pregunta-.
Harry: Van a hablar sobre ti y sobre tu relación con Liam. Los periodistas ya se han enterado de que te intentaste suicidar. ¿Cómo? Ni idea, pero lo saben.
Escondo mi cabeza entre mis rodillas y asomo los ojos para poder ver. Comienza el diálogo entre la chica y Liam.
Mary: Entonces tenemos entendido que esta chica es tu actual novia, ¿cierto? -Liam asiente- ¿Y estabais saliendo del hospital porque esta chica se intentó suicidar?
Liam: -Noto como aprieta sus labios y se retuerce en el sofá en el que está- No es asunto tuyo.
La mirada de Mary se volvió ofensiva y el silencio reinó por un rato en el plató.
Mary: Solo quería que me lo confirmases tú, pero ya sabíamos que era así. -Ella se ríe y su rabia se refleja en sus ojos-.
Liam: ¿Te parece gracioso que una chica de diecinueve años se suicide por problemas depresivos? -Su tono de voz es monótono pero noto como quiere liarse a golpes con ella por sus gestos y su voz-.
Mary: La verdad, no. Pero me parece ridículo que te hayas enamorado de una persona así. Cómo decirlo.... Da ¿asco?
Liam: -El corazón se me acelera y me derrumbo en el sofá como si la esperanza se me hubiese acabado- Una persona que quiere dejar de sufrir no da asco. Me enamoré de ella porque es una persona increíble no por lástima. Si conocieseis las razones por las que hizo todo aquello, apuesto por que pensaríais de otra manera, por  ero como no, mejor cerrad la boca porque quedáis en mal lugar.

Se levanta del sofá echándole una mirada de advertencia a Mary y sale del plató. No puede irse del edificio, pero si se puede ir a otra sala. [...]

Narra Liam.

Me encuentro sentado en un sofá bastante bajo de (al parecer) un cuarto de limpieza. La rabia me corroe y cada vez que pienso en la escena, por primera vez, siento deseos de pegar a una mujer. No es propio de un caballero, y por eso, no lo he hecho.
No se cuánto tiempo ha pasado desde que me marché de allí, pero al mirar mi reloj deduzco que han pasado al rededor de una hora y media. Salgo de la sala en la que me encuentro y me dirijo a los camerinos donde deben de estar los chicos y mis cosas esperando para irse. Abro la puerta.
Niall: Hey chaval, ¿qué pasó contigo ahí fuera? -Aprieto mi mandíbula y me muerdo la lengua para no contestar- Entiendo que quieras defender a _____ (tu nombre), pero no le puedes hablar así a una presentadora de televisión, todo el país te ha visto, lo sabes, ¿no?
Liam: -No me contengo y salto en su contra- ¿Yo no puedo hablarle así a una presentadora pero ella si puede hablarle así a una chica que ni si quiera conoce? Niall no estamos debatiendo temas de un álbum, estamos defendiendo los sentimientos y las causas de las acciones de _____ (tu nombre). Ella no lo pasó nada bien aquellos días, y no tienen NINGÚN derecho a reírse de ella de una manera tan cruel. -Remarco la palabra "ninguna" levantando el tono de voz-.
Niall: Te entiendo pero tienes que mantener la calma delante de las cámaras, si no, quedarás en mal  luegar y te ganarás una mala reput... -No le dejé continuar y le interrumpí-.
Liam: ¡NI CALMA NI MIERDAS! ¡DEFIENDO LO QUE QUIERO Y NO TENGO POR QUÉ AVERGONZARME DE ELLO! ¿ME ENTIENDES?
Recojo mis pertenencias y salgo del edificio dando portazos por todas aquellas puertas que me voy encontrando. Abro la puerta del coche, me meto en su interior y salgo de allí haciendo que las ruedas marquen el suelo.

Narras tú.

Después de que Liam soltase toda su rabia hacia la presentadora, me hago pequeña en mi asiento. Los secretos que no quería que nadie supiese ya no merecen la pena guardarlos, todo el mundo los sabe y no hay manera de volver a ocultaros. Me siento transparente. Nada que esconder. He perdido mi privacidad, y por desgracia, también mi dignidad... Un nudo ocupa mi corazón y no puedo reprimir las ganas de llorar y corro a mi cuarto a desahogarme en paz.
Me lanzo a la cama. Ahogo la cabeza en mi almohada y comienzo a soltar sollozos cada vez más sonoros. Meto las manos debajo de esta y aprieto mi cara contra ella para que se oiga lo menos posible. ¿Por qué me tiene que pasar esto a mi? ¿Por qué la gente es tan cotilla? ¿Po qué cuesta tanto llevar una vida sin humillaciones...?
Mi mente estaba nublada por la vergüenza y no llegaba a comprender aún qué es lo que tenía de divertido reírse de las desgracias de gente ajena.

Oigo la puerta abrirse y unos pasos acercarse hasta mi cama.
****: ¿Estás bien? -Oigo decir a alguien en tono bajito. Distingo la voz de Harry-.
Tu: Claro que sí. Acaban de humillarme frente a todo el país o puede que más allá y claro, estoy perfectamente. -Digo entre sollozos y tono inaudible-.
Harry: Piensa que por lo menos Liam salió a defenderte, y no todos los chicos darían la cara hasta ese extremo por una chica. -No respondo-. Liam se ha ganado mala reputación por su conversación con la entrevistadora, y eso no tiene marcha atrás...
Tu: ¿Y lo mío si la tiene?
Harry: Pero tu no eres tan famosa como él. A la gente puede que se le olvide lo tuyo, pero lo suyo es menos probable.
Seguía pensando que yo era la más afectada pero no servía de nada discutir con él porque sabía que iba a seguir insistiendo en lo mismo, así que no abatiré mis fuerzas en esta discusión tan absurda.
Noto el colchón hundirse en el lado derecho y mi cuerpo se inclina un poco en dicha dirección. Una mano se posa en mi espalda y me aparto quitarla de encima mientras lloraba.
Tu: No me estás entendiendo Harry... -Digo con la voz muy aguda-.
Harry: Lo siento en ese caso. Solo quería calmarte... -Contestó apenado-.
Tu: Pues no lo has conseguido, y tampoco lo has hecho bien. Entiendo que deba ignorar cosas así pero no puedo cuando lo han sacado todo. Ya no tengo secretos...

En ese momento mi móvil suena desde un lugar lejano. Harry se levanta y lo oigo bajar las escaleras. En unos segundos, el tono del móvil es más cercano y aparece el chico de los rizos por la puerta con el en las manos. Me lo ofrece y descuelgo sin mirar el número.

 --------------------------------------------------Conversación--------------------------------------------
Tu: ¿Si?
****: Princesa, estoy en tu casa en cinco minutos, ¿estás lista?
Tu: -Conozco la voz de Liam demasiado bien- Bueno, voy lenta pero progresando... -Guardo un rato de silencio- Aún ni empecé.
Liam: ¿Estás bien? -Parece decirlo con tono de arrepentimiento-.
Tu: Em... Sí. -Afirmo sentenciando la conversación-.
Liam: -Se calló un momento dudando de mis palabras. Sabía de sobra que no lo estaba- Entonces empieza a vestirte y date prisa, vamos tarde.
------------------------------------------------Fin de la conversación------------------------------------

Cuelgo y miro a Harry.
Tu: He olvidado que había quedado con Liam para comer con su familia. ¿Y si han visto la entrevista? ¿Y si les doy asco...? -Me llevo las manos a la cara y me la cubro para no romper a llorar otra vez-.
Harry: Eso no va a pasar, ¿vale? -Asiento para decir que sí va a pasar. Harry suspira- ¿Tienes vestido para ponerte? -Yo niego- Pues mira en el armario de tu madre a ver si encuentras algo-.

Me levanto de la cama y me dirijo a la habitación del fondo, entro y abro el armario. Rebusco entre la ropa, y, al fondo encuentro uno azul, de palabra de honor y con volantes:


Lo extiendo y echo un vistazo rápido dentro del armario. Cojo unos zapatos negros de plataforma y decido cambiarme en ese mismo cuarto.
Al acabar me dirijo al baño a maquillarme; me echo sombra de ojos blanca en la parte del ojo que pega a la nariz y la voy oscureciendo hasta llegar al negro, en su final. Escojo una barra de labios roja, pero que no sea chillón y acabo por una gargantilla de plata.
Oigo la puerta principal abrirse y me pongo nerviosa. Cojo mi cepillo y me lo paso por el pelo deshaciendo cualquier nudo. Echo la cabeza abajo y me lo recojo en un moño perfecto, rodeado de un pequeño mechón trenzado.

Bajo las escaleras con cuidado de no caerme y al llegar allí abajo, le veo, con un traje negro que le encajaba a la perfección
Liam: -Me echa una mirada de asombro- Luces preciosa.
Tu: Gracias -Susurro agradecida mientras me rasco la nuca algo avergonzada-.
Liam: ¿Estás lista para conocer a mi familia? -Encoje un brazo para que se lo agarre-.
Tu: Supongo que sí... -Doy varios pasos y me engancho a su brazo. Ambos salimos de casa y nos metemos en el coche-.

[...]

Llegamos y miro hacia arriba para contemplar el luminoso cartel del restaurante. Liam me tira un poco de la mano para seguirle hasta el interior y noto un ambiente cálido al pisar la primera baldosa del establecimiento. Había murmullos de mucha gente esparcidos por toda la habitación. Liam retira la silla y me siento en ella ofreciéndole una mirada amable.
Liam: Mamá, papá, Ruth, Nicole, esta es _____ (tu nombre), mi chica preferida. -Se acerca a mi con una sonrisa y presiona sus labios en los míos-.
Tu: Un placer conocerles. -Sonrío nerviosa-.
****: Igualmente cielo, yo soy Karen, él es Geoff, mi marido, ella es Ruth -seña a una de las chicas-, y ella es Nicole -señala a otra chica-.
Tomamos los pedidos y una vez que los platos estás en la mesa listos para ser comidos, comienza la segunda conversación, ya que Liam y yo estuvimos hablando, sus padres también y sus hermanas. Cada uno estuvo a su rollo.
Geoff: En la entrevista de esta mañana parecías a punto de liarte a golpes con la presentadora. No sé si te habías dado cuenta de que te estaban grabando... -Parecía decepcionado con su hijo-.
Liam: Claro que me había dado cuenta pero no aguantaba que se riesen de ella de esa forma tan cruel. Tenéis que entenderme. Ponte en mi lugar si se estuviesen riendo de mamá delante de todo el país.
Tu: Da igual Liam, está bien así -me encojo en mi asiento y me retuerzo en él- dejémoslo como está...
Karen: ¿Y qué razones tenías? -Pregunta. Pensaba que se lo decía a Liam, pero al levantar la cabeza, me está mirando a mi-.
Tu: -No quiero hablar de esto- ¿Podemos cambiar de tema.... Por favor?
Geoff: Será lo mejor. -Dice en tono de voz monótono, dando a entender que estaba cabreado
especialmente con los dos-.
Liam se queda mirando a su padre sorprendido. Su padre hace lo mismo, pero con una mirada severa.

No acabamos la noche en paz. Después de eso nadie habló más y Liam y yo nos fuimos nada más acabar de comer.
Nos metimos en el coche y pusimos rumbo a mi casa.
Tu: Liam no tenías que haber dado la cara por mi esta mañana... -Apoyo mi cabeza en el cristal y sigo las luces de las farolas con los ojos-.
Liam: Claro que tenía. Ni por asomo iba a dejar que te humillasen, no te mereces eso después de todo lo que has pasado. -Su cara de comprensión se refleja en el cristal, por lo que lo veo, y sonrío-.
Tu: Pero quedaste mal después de todo -se me rompe la voz-. Te has ganado mala reputación solo poro eso...
Liam: ¿Y de verdad crees que me importa? -Me coge la mano y me la aprieta- Mi amor por ti está por encima de mi trabajo, ¿aún no has entendido eso?
Echo una sonrisa de felicidad y en mi interior agradezco todo aquello. Ha demostrado que me quiere y que Harry tenía razón. Muy poca gente haría eso por su chica, y menos delante de tu país, donde todo el mundo puede quererte, o puede odiarte con tan solo un gesto...

[...]

Narra Liam

Tras dejar a ____ (tu nombre) en casa, me dirijo a la mía algo más tranquilo que antes, ya que le aseguré que lo que hice, fue por gusto y no por quedar bien delante de ella.
Llego a casa, aparco el coche y entro. Me quito el traje y me pongo una camiseta azul oscura de manga corta, unos pantalones negros y unos calcetines.
Voy a lavarme los dientes y al volver al cuarto, abro la caja donde guardo mis relojes. Me quito el que llevo en la muñeca y al colocarlo en su sitio me fijo en algo que me llama la atención; me falta un reloj...

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

HOLAAAAAAA!!!
LO SIENTO, LO SIENTO, LO SIENTO, ESTUVE 2 MESES SIN SUBIR PERO NO FUE PORQUE NO QUISE, FUE O PORQUE NO PUDE O PORQUE ESTABA CON LOS ÁNIMOS POR LOS SUELOS. FUE UN MES DE MIERDAAAAAAA.

Lo primero es que me tiré lo que no está escrito para acabar este capítulo porque quise hacerlo largo para compensar y se me hizo eterno de escribir xD No he estado en ask últimamente porque no he tenido ganas de hablar con nadie y eso pero hoy me metí y las leí. Otra cosa que os quiero decir es que no os abandono. La novela se acabará sí o sí, si la abandonase lo diría por aquí en otra entrada aparte, pero eso no creo que pase jajajaja.  Otra cosa es que para esta semana creo que empezaré a subir la novela de Harry. Tengo el tráiler listo y 6 capítulos y medio preparados, ahora seguiré escribiendo y cuando llegue más o menos al 8 empiezo a subir c: También estará en wattpad, pero con otros personajes distintos, si quieren, les dejaré el link en el otro blog para que se pasen si quieren. Espero que os guste tanto como a mi, de hecho ya sabéis que es de fantasía, hay solo 3 chicas y esta vez lo haré por sorteo jajajaja. Y... ya tengo planeada la tercera novela que será con Louis JAJAJAJAJAJAJAJA y me gustaría publicar un libro y no sé hay muchas cosas que me gustaría hacer pero bah.

Intentad a la hora de preguntarme algo usad mi twitter @RunAwayBitch, porque lo uso más que el ask y me da menos problemas jajajajaja. 

Hoy me puse a escuchar Up All Night enterito y lloré. Echo mucho de menos al antiguo One Direction chicas .... :c Y nada, ¡que pasen unas felices fiestas de Semana Santa y que pasen un buen día!

Os quiero: Cris/Tina Xx.

5 comentarios:

  1. volviste!!!! menos mal!
    me encanto, y espero el próximo Capi :)
    yo también los extraño :) pero bueno ellos crecen y nosotras también crecemos con ellos, :( la vida es así
    chau linda

    ResponderEliminar
  2. estabas bien? me gusto muchisisisisisisisimo

    ResponderEliminar
  3. Wiii Volviiste! Me encanto y espero con ansias el próximo cap...!
    Besoos!

    ResponderEliminar