7 oct. 2013

Capítulo 27: Where We Left Off.

Rezaba para que tu y yo pudiéramos acabar juntos.

¿Se está cumpliendo mi reciente sueño?

Cada vez estábamos más cerca. No quería moverme de mi posición, este es el momento perfecto. Quería besarlo, y no quiero que nadie me estropee estos pocos segundos.
****: Uh. ¿Interrumpo algo? -Me separé en el momento en el que oí la primera palabra. Pero Liam no se movió. No sé si quedarme mirando a Liam o hablar con la persona que entró, que por cierto, era Harry-.
Tu: Harry... ¿Q-qué necesitas? -Arreglé mi pelo y pasé las manos por mi ropa eliminando cualquier arruga-.
Harry: Solo venía a decirte que tus amigas se van ya vamos ya. -Señaló la cocina para indicar que estaban ahí, y al mismo tiempo, me miraba con ojos muy pícaros, con un intenso brillo en los ojos y torció sus labios creando su famosa sonrisa-
Tu: -Rodé los ojos disimuladamente y suspiré. Justo al pasar por su lado, susurré en su oído- Mal momento para aparecer Harry...

Me dirigí hacia la cocina para despedirlas y disculparme por no haber estado mucho con ellas.
Tu: Ey, ¿ya os vais? -Crucé los brazos encima de la isla de la cocina-.
Tuty: Sip, ya es bien entrada la noche y mañana hay clases, así que será mejor que nos vayamos ya. -Las tres se trasladaron hacia la entrada donde abrieron la puerta, dejando pasa el glacial aire de la noche-.
Tu: ¿Y por qué no os quedáis a dormir? -Mi voz temblaba por los nervios-.
Samantha: -Las tres dudaron por un momento- Pero no tenemos nada de ropa aquí...
Tu: Da igual, podemos ir a por ella y de paso damos una vuelta para despejarnos de nuevo. -Me encogí de hombros-.
Viri: No deberíamos, mañana hay clases y es muy tarde para ir pos ahí. -Que asco de clases, te lo arruinan todo...-.
Tu: Bueno, ¿y aunque sea acompañaros a por la ropa?, quedarse a dormir aquí es como dormir en la tuya, solo que con compañía... -Volvieron a pensárselo. Parece que aceptaron, ya que sonrieron las tres-.
Samantha: Venga si, nos quedamos. Pero por la ropa vamos nosotras tu quédate. -Salieron de casa y me dejaron sola con los chicos, pero sobre todo, con él-.
Tu: Claro. Os espero aquí. -Tras cerrar la puerta, no dudé un segundo en subir para ponerme el pijama y olvidarme un poco del momento-.

Una vez estuve a solas en mi cuarto, comencé a comerme la cabeza con la situación que recién había vivido. ¿Cómo puede ser esto posible?, ¿él también quería besarme?
Ahora mismo estoy flipando, no esperaba esto, creía que sería como siempre. Cuando alguien me gusta, que pase de mi y acabe con otra que no sea yo, pero esta vez... No ha sido así, ahora hemos sentido lo mismo. Los dos queríamos besarnos...

Me vi interrumpida por el ruido de la puerta abriéndose, dejando al descubierto a mi pervertido amigo. Señoras y señores, Harry Styles.
Harry: Que, ¿cómo te fue el beso? -Se sentó en la cama y me observó-.
Tu: Pues sinceramente, iba genial, pero luego llegaste tú, y me quedé sin beso. -Entrecerré mis ojos en su dirección-.
Harry: -Abrió los ojos de par en par- Pensé que ya le habías besado...
Tu: Pues piensas mal. Aún no, estaba a muy poco, pero acabó en nada... -Por la cara que puso, parecía que se sintió culpable- Ey, no importa, la vida no se acaba hoy, puede que tenga más oportunidades. -Me quité la camiseta de espaldas a él, pero aún en su campo de visión-.
Harry: Ah... ¿Te vas a desnudar?
Tu: Solo quedo en ropa interior, eso no lo llamo desnudarse. -Fui a por el pijama, situado debajo de la almohada-.
Harry: ¿No te da vergüenza que te vea?
Tu: Nop. Mucha gente me ha visto así, no tienes por qué ser una excepción. Estoy acostumbrada a las vistas. -Coloqué las piezas de ropa en mi cuerpo, cubriendo mi lencería-.
Harry: Vaya... -Se sonrojó y miró hacia otro lado para pasar desapercibido-.
Tu: Da igual Harry. ¿Vienes a pedir las pizzas? -Frunció las cejas confundido- Ya que se quedan a dormir las chicas, no las dejaré dormir sin cenar, ¿no te parece? -Su rostro se iluminó en seguida-.

Nada mas bajar, Niall pasó por mi lado con una galleta en la boca y ropa limpia en la mano.
Tu: ¿Dónde vas? -Me quedé mirándole mientras subía las escaleras-.
Niall: A la ducha. -Me gritó desde la parte alta de los escalones-.
Tu: ¡Disfruta de tu rato! -Esta vez fui yo la que grité para que me oyese-.
Miré al frente y me encontré a Liam mirando por la ventana. Harry estaba detrás de mí. Me dio un pequeño empujón y me susurró al oído.
Harry: Vamos, es tu oportunidad, yo pediré las pizzas.
Viendo desaparecer a Harry por la puerta de la cocina di un paso intentando no hacer ruido, pero como dicen; "cuando menos quieres hacer ruido, es cuando mas haces", choqué con la pequeña mesita de al lado de las escaleras.
En décimas de segundos me maldecí, pero ignoré el dolor que ahora recorría mi pierna. Mi mirada se desvió rápidamente a Liam, que seguía mirando por la ventana, con una pequeña sonrisa, y ojos distraidos. Me acerqué lentamente a él.
Tu: Hola -saludé. Su mirada se desvió a mis ojos haciendo sentir mariposas en mi estomago, ¿como tenia unos ojos tan bonitos?-
Liam: Hey, hola, he oído que las chicas se quedan a dormir, ¿es cierto?
Tu: Sip. -Conteste haciendo sonar la "p". Mi mirada se desvió hacia abajo. Mis talones se tambaleaban al mismo ritmo que mis dedos se movían. Quería sacar la conversación del beso, pero no sabía si debía. A lo mejor solo fue un impulso suyo-.
Liam: _____ (tu nombre) -Él me sacó de mis pensamientos-.
Tu: ¿Si? -Contesté mirándole, pero esta vez no a los ojos, si no a sus labios-.
Liam: Sobre lo que ocurrió antes... -¿Iba a sacar el tema del beso?. Sí, lo iba a sacar. Una sonrisa amenazó con aparecer en mi rostro, pero la contuve-. Quería pedirte perdón. -Ahora mi mirada buscaba sus ojos, los que estaban mirando hacia abajo-.
Tu: ¿Perdón?, ¿por el beso? -Liam me miró rápidamente, "mierda" - pensé. "¿Por qué coño tuve que hacer la segunda pregunta?". Luché contra el impulso de meterme una leche a mi misma-.
Liam: No, me refería a lo del helado -Sus palabras hicieron que me quisiera morir. "Bocazas, soy una bocazas. Aprende a controlarte _____ (tu nombre)-.
Tu: Ah, no te preocupes por eso, estaba un poco borde en ese momento, y saqué mi ira contigo. -Dije intentando sonreír-.
Liam: Ya, pero no debí cabrearte más de lo que estabas. -Contestó mirando por encima de mi- Ah, y... Sobre el beso...
****: ¡_____ (tu nombre)! -Escuché una voz gritar mi nombre, y como no, esa voz era la de mi querido amigo, el que la había vuelto a joder, Harry-.

Vi como aparecía con el teléfono pegado al hombro.
Harry: Se me olvidó preguntarte como querías las pizzas. -Dijo apoyándose en la puerta del salón. Le miré con una mirada fulminante que podría haberle hecho trizas ahí en medio-.
Gruñí en silencio caminando hacia él y quitándole el teléfono con mala leche, me metí en la cocina cerrando la puerta de golpe y pedí las pizzas. 

Después dejé la el teléfono sobre la isla de la cocina, cerré los ojos y con amplias respiraciones conté hasta diez, haciendo que mi ira se desvaneciera. Salí al pasillo esperando encontrarme a Liam, cuando al único que encontré fue a Harry, sentado en el sofá y con los pies en la mesita de café, viendo la tele.

Tosí llamando su atención, él se giró para verme cruzada de brazos.
Harry: Oh, hola _____ (tu nombre). Si buscas a tu amado se fue cuando te metiste en la cocina-.
Tu: Te odio -Dije apretando mi mandíbula y poniéndome delante de él. Me miró con cara rara-. Primero, apaga la tele. -Dejé caer mis manos a mis caderas-.
Harry: No, después, que me gusta este programa. -Mirando otra vez hacia la tele, pasando de mí completamente. Con toda la mala leche que pude tener en ese instante, me di la vuelta y me acerqué a la puerta de casa, donde había una cajita que al abrirla, descubría un botón que desconectaba la luz en toda la casa. Lo pulsé-.
Harry: ¡Eh!, ¿Qué ha pasado, por qué no hay luz? -Escuché los gritos de Harry-.
Tu: Porque yo la he quitado. -Continué entrando al salón. Estaba dispuesta a matarle-.
Rápidamente, Harry se levantó y se acercó a mi, pero dio un paso atrás, parecía ser que mi cara daba miedo de verdad.
Harry: ¿Tan mal ha ido tu beso con Liam? -Preguntó extrañado-.
Tu: ¿¡MAL?!, ¡¡NO HA HABIDO BESO PORQUE TU ME HAS LLAMADO PARA PEDIR UNAS MALDITAS PIZZAS!! -Grité elevando mis brazos-.
Harry: ¡Pero si habéis tenido tiempo suficiente para besaros! -Dijo acercándose a mi-.
Tu: ¿Tiempo suficiente?, ¡5 minutos no es tiempo suficiente!. ¿¡Pensabas que me tiraría a su cuello en cuanto pudiera y le besaría?! -Dije acercándome a él-.
Harry: No, ugh, mierda, lo siento, la volví a jorobar. La próxima vez que estés con él me voy lejos, no sea que la líe de nuevo. -Dijo encorvando sus hombros. Me acerqué a el viendo que me había pasado bastante. Pasé mi brazo por el suyo reconfortándole-.
Tu: Tranquilo, soy una histérica, ya lo sabes. -No podía enfadarme con él, no lo hacía a posta, a demás, era un maldito adorable que acaba con mi paciencia, pero aun así, era uno de mis mejores amigos-.
Harry: Lo siento -Dijo con una tímida sonrisa-.
Tu: Tranquilo -Contesté-.

En ese momento, se formó un corto silencio que se vio interrumpido por el timbre. Las chicas habían llegado.
Me acerqué a la puerta con Harry por detrás y abrí la puerta, viendo a mis amigas plantadas con una bolsa cada una y una mirada amable en cada rostro.
Tu: Ya volvisteis. He pedido varias pizzas para cenar mientras veníais. ¿Os importa? -Me aparté hacia un lado para dejarlas pasar-.
Samantha: Claro que no. Igual, tenemos hambre. -Rió levemente-.

 Los minutos pasaron. Las pizzas llegaron, y entre los nueve nos comimos las cinco pizzas que encargué. Niall fue el que más hambre tenía, que que se comió una él solo.
Tras cenar. Liam, Louis y Zayn, se fueron a su casa y Niall, Harry y nosotras, subimos a la planta de arriba. Cada uno se fue a su habitación y yo invité a las chicas a entrar al mío.

Tu: Bueno, aquí dormiremos todas. -Abrí los brazos para que lo viesen todo-.
Tuty: ¿No tenemos camas para nosotras? -Negué- ¿Vamos a dormir las cuatro juntas? -Asentí- ¿Cómo? -Me encogí de hombros-.
Viri: Vamos a quedarnos la noche hablando -Sugirió- Aprovechemos que estamos entre amigas. -Se lanzó a la cama y dio un par de botes-.
Tu: Veo que pensamos igual. -Me acerqué a ella y elevé mi mano para chocarla con la suya, a lo que ella rió-.
Samantha: -Tuty y Sam se miraron la una a la otra- ¿Por qué no? -Se vinieron junto a nosotras y nos juntamos en un círculo mal hecho-.
Tuty: Hablemos de algo. -Se llevó la mano a su barbilla e hizo como si pensase- Ya sé. Hablemos de chicos. -Sonrió pícaramente-.
Tu: ¿Chicos? -En el momento que dijo chicos, mi cabeza se llenó de imágenes de Liam y el recuerdo del (casi) beso que tuvimos. Por ello me puse nerviosa, y sin querer, un leve gemido salió de entre mis labios-.
Samantha: Si, chicos. ¿Pasa algo? -Las tres me miraron con cara confusa y pude ver la preocupación en ellas-.
Tu: No... nada.... cosas mías. -¿Cómo puedo ponerme tan nerviosa?, si ni siquiera está el aquí...-.
Viri: Te gusta alguien. -Habló muy decidida. Todas la miramos- Liam.
Tu: ¿Q-qué?. ¿C-cómo lo supiste? -Abrí mis ojos como platos. ¿Tan mal disimulo que hasta ellas se dieron cuenta?-.
Viri: Venga ya. Solo había que observarte cuando estábais los dos en casa de Samantha. Te pusiste como un tomate cuando te abrazó. -Sonrió-.
Tu: -Me puse aún más roja- Bueno, si me gusta mucho. -Bajé mi cabeza algo decepcionada-.
Samantha: ¿Se lo dijiste ya? -Negué distraída- ¿Y cuándo piensas hacerlo? -Suspiré-.
Tu: Hoy intentó besarme, pero Harry nos interrumpió, y me quedé sin beso... -Refunfuñé-.
Tuty: Bueno, mañana puedes volver a intentarlo en la fiesta... -Fruncimos el ceño- Te puedo decir cómo...

Después de escuchar el plan de Tuty, me comprometí a intentarlo, pero añadimos pequeños detalles e ideamos un plan B.
Miramos el reloj. Las 5.46, el tiempo voló y mañana había clases, por lo que nos acurrucamos las cuatro en la cama y cerramos los ojos para esperar a que el sol volviese a salir.

A la mañana siguiente

Abrí los ojos y lo primero que vi fue la pantalla digital de mi despertador. Me senté sobre el colchón, me eché el pelo hacia atrás u parpadeé varias veces para eliminar la visión borrosa del sueño. Me fijé mejor en la hora, "16.28".
Oh, mierda. -Pensé- Las chicas no querían perderse las clases. 
Miré el horario que había colgado en una de las paredes de la sala y me rendí al ver que ya era demasiado tarde. ¿Cómo se puede dormir tanto?. Ni siquiera hemos comido aún.

Me levanté de la cama con cuidado de no mover mucho el colchón y bajé a la cocina a comer algo.
Miré en el frigo para buscar algo y encontré seis trozos de pizza sobrantes de la noche anterior.
Estuve comiendo por un rato, cuando se oyeron pasos bajar por la escalera.
Tu: ¿Habéis dormido bien? -Le pegué un enorme mordisco a mi trozo de pizza-.
Viri: Si, pero ya nos hemos dado cuenta que las clases acabaron hace mucho... -Mi cara adoptó un gesto culpable-.
Tu: Si, bueno... Yo también me dormí... -Acabé la pizza y les ofrecí los trozos restantes para que ellas también comiesen-.
Samantha: Son las cuatro y media, la fiesta es a las siete. Deberíamos empezar a vestirnos para no entrar a regañadientes. -Fruncí el ceño confundida- Si no llegamos a la hora exacta, no nos dejan entrar.
Tu: -Asentí comprendiendo lo que decía-  Pues venga, que la primera vaya a la ducha, que yo me encargo de llamar a los chicos para que también se arreglen. -Cogí mi móvil y me olvidé del mundo, sumergiéndome en el aparato-.

Las chicas se fueron al cuarto de arriba, yo les seguí y les di una toalla a cada una. Les dije dónde estaba el secador, y por si querían, maquillaje.
Comencé a mandar mensajes por el grupo de Whatsapp que teníamos los chicos y yo, y el primero en responder fue Louis.
Ahora voy, ¿puedo llevar a Eleanor también? -Tecleó. No sabía quién era Eleanor, pero igual podía venir.
Ya vamos para allá. -Contestó Niall, en nombre de Harry también.
Yo estoy en casa, llegaré antes con Perrie, ¿vale? -Zayn fue el último en contestar, ya que Liam no lo hizo.

Poco rato después, subí a mi cuarto y me encontré a las chicas liadas en la toalla con el pelo mojado. La cerré en seguida cuando me di cuenta de ello, y me fui al baño a por mi turno de baño.

Allí, quité mi pijama mientras el agua fría caía, esperando a que cambiase a caliente. Una vez en su punto, me introducí debajo de los chorros, sintiendo cada gota resbalar por mi piel.
Dejé mis dedos correr entre los diversos mechones de mi pelo, dejando que se empapase y se pegase a mi espalda. Cuando acabé de enjabonarme y aclararme, salí y me envolví en la toalla, dispuesta a salir al pasillo.

Justo allí, encontré a Liam, andando en dirección al cuarto de Niall. Nos cruzamos sin decir palabra, solo nos miramos, pero su mirada me decía mucho; cortesía, pasión, afecto y estupefacción. Todo, en tan solo una mirada, de a penas un segundo.

Entré en mi cuarto y abrí el armario para sacar el vestido y los zapatos. Aún con su mirada y su persona en mi cabeza, con una estúpida sonrisa en mi rostro.
Tiré mi toalla y coloqué mis bragas y un sujetador sin tirantes de encaje negro. A continuación, introduje el vestido por mis pies y cerré la cremallera de mi espalda. Colocando mi cinturón, mis collares, mis pulseras y mis pendientes.
Até mi pelo en un moño desordenado y coloqué los zapatos en mis pies.
Salí de mi cuarto y me fui al baño a secar y planchar mi pelo, para acabar por sujetar mi flequillo con dos horquillas a cada lado de mi cabeza.

Bajé las escaleras ya preparada y me encontré con las chicas y chicos en corro. También había dos chicas que no conocía. Supuse que eran "Eleanor y Perrie".
Louis: _____ (tu nombre), ella es Eleanor. -La chica que había a su lado, alzó una mano cortésmente y me saludo con una hermosa sonrisa. Y por cierto, un grandioso vestido-.



A continuación, desvié mi mirada hacia la chica que acompañaba a Zayn.
Zayn: Y ella es Perrie. -La chica a su lado imitó el gesto de Eleanor. También con un gran vestido-.


 
Al pasar la mirada para ver los vestidos de todas, vi la mirada atenta de Liam posada sobre mí. Ello hizo que me pusiese nerviosa, y por lo tanto, me sonrojase.
Tu: -Tosí para aliviar mi tensión- ¿Nos vamos? -Todos asintieron-.

Salimos por la puerta y nos subimos en dos coches distintos.
Todo el camino iba nerviosa, no sabía si el plan que creó Tuty funcionaría, y eso no deja de comerme los sesos.

Tras varios minutos, llegamos a la discoteca. Bajamos de los coches, y ambos conductores le dieron la llave a dos hombres en la entrada.
Entramos en el establecimiento. Luces de todos los colores inundaban el lugar, y la música a todo volumen recorría mi cuerpo.
Los nueve nos sentamos en una de las mesas más grandes del lugar, apretándonos unos a otros para poder caber.

Estuvimos por un rato hablando, hasta que nos cansamos de hacer lo mismo, y nos dividimos en grupos que se esparcieron por todos lados. Yo me fui con Tuty para poner en marcha el plan.

Tuty: -Pidió dos cubatas de coca-cola y ron- Bien, ¿estás lista? -Negué- _____ (tu nombre), quieres demostrárselo. ¿no? -Asentí- Pues vas a tener que hacerlo.
Tu: -Suspiré agobiada- ¿Me queda otra opción? -Ella negó- Bien... -Llegaron los cubatas y tomé unos cuantos sorbos-.

Tras algo de beber, Tuty y yo bajamos a la pista de baile, donde también pudimos distinguir a Liam, Zayn, Perrie y Niall entre la multitud, pero nosotras fuimos a lo nuestro.
Comenzamos a bailar, moviéndonos al mismo compás que el resto de gente que había en la pista. Tuty me miraba diciéndome que comenzase ya, pero algo me decía que debía esperar.

Tras un rato bailando, salimos de la pista y subimos a la barra y tomar otra copa, pero esta vez se nos unieron Harry y Viri.
Tuty: ¿Os lo estáis pasando bien? -Refiriéndose a Harry y a mi. Ambos asentimos-.
Tu: Yo ya estoy algo cansada... -Cogí otro cubata de la barra y lo tomé del tirón-.
Viri: ¿Y si estás cansada por qué bebes más? - Pregunta inteligente-.
Tu: Cuando estoy cansada, me da por hacer estupideces... -Masajeé el puente de mi nariz y cerré los ojos angustiada. Entre el mareo que tengo y los nervios del beso, esto se convierte en un infierno-.
Tuty: ¿Ya estás mareada?, ¿para borracha? -Me miró. Asentí dudosa-.
Harry: Tal vez deberías volver a casa y descansar, si no estás acostumbrada a las fiestas puedes pasarlo muy mal. -La verdad es que no estoy acostumbrada, pero no pienso irme sin mi premio-.

Suspiré frotándome la parte trasera de mi cuello con fuerza y me levanté. Bajé a la planta de abajo, donde se situaba la pista de baile. Tuve que chocarme con decenas de personas, antes de darme cuenta que Liam no estaba por aquí.
Recorrí varios metros más y subí unas escaleras que llevaban a una plataforma donde se situaba el DJ y sin asomar completamente, desde el cuarto escalón, de puntillas, pude diferenciar los bajos de leopardo del vestido de Eleanor. A su lado, con dificultad, pude ver la camiseta negra y gris que Louis escogió, y para mi suerte, la camisa de cuadros que Liam llevaba.

Memoricé su posición y tras bajar de las escaleras, me abrí paso entre la gente a empujones. Tampoco faltaron los chicos dispuestos a ligar por el camino y alguna que otra invitación para tener sexo en las habitaciones VIP del lugar.

Una vez llegué a su posición me planté algo acelerada al lado de los tres y me quedé mirando con cara inocente a Louis y Eleanor.
Louis: ¿Te pasa algo _____ (tu nombre)? -Negué enérgicamente- ¿Qué necesitas?
Tu: Nada, solo vengo a llevarme a Liam prestado un momento. Si no os importa, claro. -Eleanor y Louis se encogieron de hombros a la vez- Genial, luego os lo devuelvo.

Cogí la muñeca de Liam y tiré de él entre la multitud, guiándolo detrás mía, sin un rumbo fijo. Me abría paso entre la gente con a penas una mano, intentando sacar la fuerza que no tenía para apartarlos de en medio.
Visualicé una puerta de cristal al fondo del inmenso pasillo y aceleré el paso para llegar allí lo antes posible. Quiero ese beso y lo quiero ahora.

Abrí las puertas y me adentré en la desconocida sala. Una vez dentro, tiré de mi brazo para hacer que Liam entrase y cerrase la puerta.
Una vez dentro, me di la vuelta y coloqué mis manos sobre su pecho, ejerciendo presión para pegarlo a la pared. Una vez arrinconado, aparté mis manos de sus pectorales y las coloqué en ambos lados de su cara, bajándola un poco para tener su boca a mi alcance.
Me coloqué sobre mis dedos y cogí algo de altura, para al final de tanto intento, consiguiera rozar sus carnosos labios, y para mi placer, saborearlos.

Le costó unos segundos darse cuenta de mis intenciones, cuando al final, decidió colocar sus manos en mis caderas y presionarlas, haciendo fuerza para atraerme más hacia él, cosa que no dudé un segundo.
Envolví mis brazos en su cuello, mientras que al mismo tiempo, él lo hacía en mi cintura, atrayéndome por completo.

El beso cada vez estaba más cerca del clímax. Mis labios se movían solos, pidiendo más y Liam me seguía el ritmo, no quería quedarse atrás. En un momento inesperado, perdí el control de mi lengua, la cual rozó sus labios. El interpretó eso como que quería entrar en su cavidad, y lo aceptó.
Abrió su boca esperando mi entrada, y aunque seguía con la parte exterior, no dudé en entrar. Nuestros miembros se batían en un duelo a muerte por el control, el cual obtuvo Liam. Se notaba que él era mucho más experto que yo. No me daba descanso, ni siquiera un poco de tiempo para respirar.

Una vez que mi turno acabó, cambiamos de lugar, pasando ambos miembros a mi cavidad bucal.
Estábamos en mi terreno, yo dirijo. Intenté darle un vuelco a la situación, mandando en el acto, pero apretó sus manos en mis curvas, haciendome gemir en su boca. Él quería tomar ventaja, y yo se la cedí.

Teniendo el control total, el beso se volvió más apasionado y salvaje, pero mis pulmones necesitaban oxígeno. Me separé bruscamente, tomando enormes cantidades de aire que devolvía a mi cuerpo a su funcionamiento. Apoyé mi frente contra la suya, casi rozando sus labios, pero sin tocarlos, pidiendo que le diese más.

Tu: No sabes el tiempo que he esperado, para al final conseguir uno de tus besos... -Susurré contra su boca, provocando en él una sonrisa, que poco después, se traspasó a mí-.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaa c:
Bueeeeno; tardé lo que no está escrito en acabar este capítulo, pero aquí está, expresamente por el cumpleaños de Viridiana. ¡FELICIDADES PRECIOSA! :3

Sinceramente, creo que me salió fatal, principalmente porque no sé escribir escenas de besos y ese tipo de temas, soy un horror xD Y creo que al ser más largo, te dan menos ganas de leerlo, al menos ese es mi punto de vista...
Bueno, al menos ya se dijeron algo, y rayita ya consiguió el beso que Hazza le quitó en dos oportunidades. Lo de las escenas bordes con él, no penséis que es por manía, ADORO a Harry, no tengo nada contra él :)

No os olvidéis de comentar qué os pareció el capítulo (↓). Tampoco olvidéis suscribiros por allí (→). Ni olvidaros de votar en la encuesta de fandoms y lectores que hay por allí también (→), y la de sobre de quién quieres que sea la próxima novela (←).
Espero que os haya gustado mucho.
Aquí os dejo el ask por si surgen dudas: http://ask.fm/InnocentIsLost

Adios, me voy a estudiar que mañana tengo un exámen. Que tengais buen día ^_^

Besos Cris/Tina Xx.

2 comentarios:

  1. ME ENCANTO!!!!! nunca dejes de escribir tu novelais per-fect :) att:anyy

    ResponderEliminar
  2. Hola cristi!:# ME SUPERMEGAENCANTO! Muchas gracias por tus felicitaciones!!:3 Te quiero mucho Tina(: Espero con ansias el cap. 28! cada vez me gusta mas la novela!, Besos! Xx! suerte en tu examen! (;
    Te quedo muuuy bien el capitulo!(:

    ResponderEliminar